10 razones de peso para decidirse por comprar un negocio de franquicia

La compra de una franquicia puede ser una gran decisión de negocios. Si bien hay muchas razones por las un emprendedor puede decidirse por adquirir una franquicia, hay algunos aspectos claves que ayudarán a entender el porque de decidir este tipo de negocios puede ser una gran inversión:

1. Un negocio directo:

Hay muchos empresarios que tienen exactamente las habilidades para administrar un negocio exitoso, pero no para ponerlo en marcha, que puede tratarse por problemas de financiación, negociación de los términos del arrendamiento o modelo de negocios. En ese caso, se puede considerar la compra de una franquicia, pues esta elimina todo el trabajo duro. Cuando se está comprando una franquicia se compra la llave para un negocio.

2. Sistema probado de negocios:

Cuando se compra una franquicia se compra un sistema de negocios. Todas las franquicias tienen un sistema ya establecido sobre procesos, marketing, comercialización. Estos sistemas están diseñados para mejorar la productividad general y aumentar las ventas de cada franquicia.

3. mayor probabilidad de éxito:

Comprar una franquicia es muy diferente a la creación de una empresa o negocio de cero, debido a la existencia de un sistema ya establecido que dar mayor probabilidad de éxito.

4. Imagen corporativa sólida y marca conocida:

Si compras un sistema de franquicias, también estás adquiriendo una imagen corporativa y marca ya reconocida. Los clientes suelen comprar artículos de empresas que ya conocen y confían. Una marca de peso otorga confiabilidad.

5. Mayor posibilidad de obtener financiamiento:

Los prestamistas suelen ser más abiertos a financiar la compra de una franquicia porque estas ya tienen un historial probado.  Los banqueros suelen buscar cadenas de franquicias exitosas para tener un menor riesgo de impago y son más propensos a prestar dinero sobre la base de esa premisa.  Además, algunos sistemas de franquicias tienen su propio sistema de financiamiento interno.

6. Formación y capacitación:

La mayoría de empresas de franquicias ofrecen un programa l de formación que se lleva a cabo generalmente en sus oficinas corporativas o en una concesionaria. El conocimiento adquirido en la franquicia puede ser usado para formar nuevos negocios o empresas, siempre y cuando no es utilicen los llamados “secretos comerciales”.

7. Apoyo continuo:

Cuando se compra una franquicia, es para obtener apoyo contínuo. Una franquicia seria siempre brindará el apoyo para sus concesionarias en fase de  de crecimiento. Con este tipo de negocios, sus dudas y preguntas deben ser respondidas sin problemas.

8. Comercialización:

Usualmente no hay necesidad de preocuparse por la publicidad de una franquicia.  El franquiciador normalmente se encarga de manejar todo el marketing corporativo. Si el franquiciador no maneja la comercialización, brindará un esquema que el concesionario debe seguir.

9. Territorio exclusivo:

Cuando se compra una franquicia se está comprando un territorio exclusivo para hacer negocios. Los franquiciadores solo permiten una cierta cantidad de franquicias operando en una región geográfica determinada. En resumen, adquirir un franquicia da el derecho exclusivo de hacer negocios en un área determinada.

10. Opciones de crecimiento:

Ser parte de un sistema de franquicias ofrece también oportunidades de crecer dentro del sistema de la organización. Una vez consolidada la franquicia de éxito, el siguiente paso puede ser convertirse en concesionario regional de las franquicias o también empezar un negocio propio, pues ya se cuenta con los recursos y conocimiento para dirigir un propio negocio

Leave a Reply

Required fields are marked *.