4 consejos para mantener el espíritu emprendedor en tu negocio

¿Tu negocio está alcanzando sus objetivos preliminares?. Pues felicitaciones. Entonces es posible que estés cosechando las recompensas financieras y tal vez incluso ya pienses en la ampliación del negocio. Pero junto con la prosperidad, usualmente también suele llegar otra realidad en un negocio que cumple sus objetivos: su equipo no es tan apasionado y la gente ya no pone el mismo esfuerzo. Esto puede repercutir negativamente en la atención al cliente, entonces debes aplicar unos tips para volver a encender la motivación en los empleados

1. Reforzar su espíritu emprendedor: puede que incluso tu hayas perdido cierta iniciativa al lograr los objetivos. No debes dormirte en tus laureles. Al contrario, debes crear formas innovadoras de resolver problemas, así los miembros leales de tu personal sentirán que aún son parte importante de la organización, y que esta tiene muchas posibilidades de seguir creciendo.

2. Valorar la opinión de los empleados: es fundamental para una empresa en crecimiento. Las empresas exitosas tienen algo importante en común: mantienen vivo el valor de los empleados.  Las opiniones de los trabajadores pueden ser una gran fuente para nuevas y grandes ideas. En el entorno actual de negocios (que cambia rápidamente) tú y los miembros del equipo deben estar buscando constantemente la próxima gran idea. Si no lo haces, tu competencia lo hará.

3. Recompensar los riesgos: Los empleados quieren sentirse valorados y sugerir ideas sin temor a represalias, pues saben que tienen un futuro para trabajar en nuevos proyectos con una empresa en crecimiento.  Para mantener vivo el espíritu emprendedor, se debe recompensar a quien asumen riesgos en el progreso del negocio.  Esto no tiene porqué ser caro. Los programas simples de bonos, reparto de utilidades, eventos especiales, viajes y otros premios ayudan a construir una cultura creativa que fomenta la toma de riesgos y la participación de los empleados.

3. Mirar la estructura organizativa: Tal vez el espíritu emprendedor de su empresa fue aplastado por una nueva estructura organizativa.  ¿Cómo ha cambiado la infraestructura desde que empezó su negocio?  ¿Se puede tomar decisiones rápidamente o hay “demasiados cocineros en la cocina” que ralentizan el proceso?  Para mantener un ambiente de alto rendimiento, se debe revisar la estructura organizativa de su empresa.  Es esencial centrarse en los objetivos que agreguen valor a su negocio.

Los empleados deben educarse y desarrollar habilidades constantemente para ser los mejores en su campo particular. El poco personal pero eficaz es una parte importante para hacer cambios rápidamente, desarrollando nuevas ideas y mantener una ventaja competitiva.

4. Mantener la conexión de cliente: ¿Y cómo va la relación con los clientes? ¿Sigues escuchando sus quejas, sugerencias y felicitaciones en forma regular o hay una capa gruesa entre usted y los miembros de su equipo superior y el mercado?. A medida que una empresa crece, es fácil concentrarse en otros temas y perder de vista las valiosas relaciones de los clientes.  Si hiciste de la relación con tus clientes una de las bases para la prosperidad del negocio ¿¿por qué no seguir haciéndolo?

 

Leave a Reply

Required fields are marked *.