4 etapas para institucionalizar una empresa

Institucionalizar una empresa es vital en el crecimiento de una idea negocio, porque permite la adopción de prácticas corporativas que tienen como fin el aumento de confianza de sus integrantes, aparte de la formalización total del proyecto de negocio. Este procedimiento de institucionalización se debe plasmar en la creación de órganos internos, los cuales deben establecer criterios de acción de la empresa, de forma que con el tiempo lleguen a ser políticas y procedimientos.

Institucionalizar una empresa es importante, no es un simple formalismo como erradamente creen muchos nuevos gerentes. Con la institucionalización se dará en primer lugar orden, el cual necesario para impulsar todo crecimiento. Tenga en cuenta que al momento de expandir un negocio, es necesario mostrar a los inversores una empresa consolidada y adecuadamente institucionalizada, especificando sus elementos, como socios, accionistas, consejos consultivos, comités de auditoría. Veamos los pasos para realizar una institucionalización en la empresa:

1. Implementar un Consejo de Administración

Institucionalizar una empresa requiere un Consejo de Administración, el cual no debe restringirse únicamente a los miembros o socios de la empresa, sino con personas capacitadas en el área y que tengan disposición de tiempo para la empresa. El Consejo de Administración permite dar nuevas perspectivas y puntos de vista en la empresa, además también puede mediar en futuros conflictos internos.  Este consejo se deber reunir en reuniones periodicas.

2. Designar cargos y participación

Es necesario redactar políticas donde se establezca la estructura accionaria de la empresa, contando a todos los socios, inversores; así como un esquema de cargos y posibles sucesiones. Esto debería realizarse lo más antes posible, pues dará orden y transparencia a la nueva empresa, evitando futuros mal entendidos. De igual forma se debe tener una contabilidad y auditoría bajo los niveles legales nacionales.

3. Implementar mejores prácticas continuas:

Se debe imitar lo mejor de la organización de las empresas exitosas. Así por ejemplo, será conveniente con el tiempo implementar un Comité de Auditoría con participantes independientes, así como un sistema de contabilidad minucioso.

4. Llevar a la práctica las recomendaciones:

Una vez implementada los nuevos órganos de la empresa (Consejo Consultivo, Junta de accionistas, Comité de Auditoría, Contabilidad) es necesario que se tomen en práctica sus recomendaciones. Estos entes regulatorios no están como una mera formalidad, sino que tienen su razón de ser para un funcionamiento eficaz de la empresa.

Leave a Reply

Required fields are marked *.