4 formas de suplir las falta de personal

No siempre vamos a estar cubiertos de personal. Los inconvenientes suelen suceder por distintas razones. Una de las más comunes es porque algún trabajador ha encontrado una mejor oferta laboral y decidió buscar nuevos rumbos. Otras causas suelen ser los momentos estacionales, donde el negocio tiene una gran demanda pero no tiene el personal necesario para cubrir esto.

Ejemplos claros son las épocas de navidad o escolares, donde los empleadores necesitan nuevo personal pero solo estacionalmente. Finalmente esta también la expansión de la empresa, donde la empresas requiere mayor volumen de trabajadores.

Cualquiera sea la causa, un gerente debe estar preparado para suplir esta falta de personal. La mejor manera es ya contar con un plan de contingencia, pues estos eventos si son abordados  de la noche a la mañana puede afectar los niveles de productividad y calidad. El presupuesto es un elemento clave, por ello debemos analizar que necesidades de empleados existen. De acuerdo a la particular situación de la empresa, estos pueden ser de tiempo completo, tiempo parcial, temporales o free lance. Veamos detalladamente:

Empleados de tiempo completo: esto es más recomendable cuando la empresa ya se encuentra en un proceso de expansión, de forma que los trabajadores nuevos deberán estar las horas completas, porque la el trabajo que se va a desarrollar será sostenido. Pero antes se debe tener en cuenta que también se les debe pagar los beneficios como seguro medico, dental, gratificaciones, y demás establecidos por la ley.

Empleados a tiempo parcial: son trabajadores que pueden ofrecer mayores flexibilidades para la empresa, como la programación de horarios y pago de honorarios y beneficios. Por lo general se contratan en periodos estacionales de gran demanda o en horarios donde falta reforzar la productividad. Si bien no podemos esperar mucha lealtad de estos trabajadores o compromiso con la cultura de la empresa, no se debe descartar que alguno llegue a integrarse en un futuro como trabajador de tiempo completo.

Los empleados temporales: también son útiles para los proyectos a corto plazo, como las temporadas de verano o navidad. Se debe considerar un presupuesto especial, pues suelen resolver carencias de personal en otros momentos imprevistos.

Contratistas independientes: a diferencia de empleados de tiempo parcial o temporales, estos ya están especializados en el trabajo independiente o free lance. Sus honorarios también son especiales y suelen cobrar por las horas realizadas y por sus habilidades, esto porque se los requiere por un trabajo con formación especializada que nadie en la empresa puede suplir.

Leave a Reply

Required fields are marked *.