5 clasificaciones para elegir nuestro tipo de negocio

Si ya nos hemos decidido por empezar un negocio, debemos centrarnos en elegir que tipo de emprendimiento debemos elegir, y sobre todo, cual se adaptará a nuestros objetivos de venta. Lo cierto es que hay un mundo de posibilidades para iniciar un negocio, específicamente si nos referimos a las ideas. Pero las ideas de negocio deben tener un modelo de comercialización, el cual dará la forma a nuestro negocio. Estos modelos se pueden clasificar por:

1. Tipo de venta al por menor o al por mayor

Las empresas minoristas venden productos directamente a los consumidores, por lo general en pequeñas cantidades. Los mayoristas compran bienes (a menudo en grandes cantidades) de los fabricantes o importadores, y luego los venden a los minoristas y otros distribuidores. Por lo general los pequeños negocios se inician como minoristas, aunque hay casos de emprendimientos iniciales mayoristas, que se dedican a distribuir productos específicos.

2. Franquicia o negocio independiente

Otra decisión es elegir entre un negocio de franquicia o uno independiente. Si usted compra una franquicia, estará comprando el derecho de vender los bienes o servicios de la sociedad matriz en un área específica. Además de pagar una cuota de franquicia, se debe pagar derechos de autor y quizás cargos adicionales. También se necesita cumplir con los términos del contrato de franquicia, que a menudo trazan exactamente la forma del como se deben hacer los negocios.

Por su parte, un negocio independiente permite tener control y libertad absoluta  del negocio, desde la elección del tipo de producto a comercializar, hasta la forma de atender el negocio. Ambos modelos tiene sus beneficios y desventajas.

3. Mezcla de productos y servicios

Hay muchos profesionales que además de ofrecer sus servicios especializados, también se dedican a comercializar con una serie de productos relacionados a su rubro. Por ejemplo, un fotógrafo en su estudio puede montar la venta de cámaras fotográficas, servicios de impresión fotográfica. En caso no tenga una profesión específica, puede meditar sobre sus talentos y habilidades, y relacionar la venta de una serie de productos y servicios.

4. Exhibición de productos y servicios

Otra cuestión interesante es la elección del escaparate de exhibición de los productos o servicios. Esto va supeditado a la naturaleza del negocio y el público objetivo. Los negocios de consultoría necesitan una oficina, por lo general en un edificio; mientras que las tiendas de productos al por menor requieren exhibir sus productos en un lugar transitado. En el caso de las ventas a domicilio, no hay mucha necesidad tener un escaparate.

5. Sector y temática del negocio

Esto se relaciona con el público objetivo y la idea de comercialización. Lo recomendable es elegir una temática de negocio cercana a nuestros conocimientos y habilidades. Esto debe ir junto con un público objetivo que garantice la rentabilidad de la idea de negocio.

Leave a Reply

Required fields are marked *.