5 consejos para iniciar un negocio propio después de un despido

Las empresas explican diferentes causas para los despidos, como reestructuraciones corporativas, la reducción de planilla, pero para cientos de miles de personas, significa un evento que cambia la vida incluso de forma dramática, debido a que estar desempleado en un mercado laboral ajustado ofrece muy pocas oportunidades, incluso para personas con talento. Una alternativa para muy practicada para salir de esta situación es comenzar un negocio.

Claro que la razón para este emprendimiento se ve forzado por las causas y no precisamente a una inquietud emprendedora, pero de todos modos es empezar un negocio y por tanto se deben ajustar los pasos necesarios para alcanzar el éxito. Esto implica ver el camino a la propiedad de la pequeña con cautela con honestidad e introspección. Los siguientes cinco consejos te ayudarán a pasar de desempleado a propietario de negocio

Tómese el tiempo: El día en que recibas tu carta de despido a menudo no es el día para comenzar un nuevo negocio. La fatiga emocional por la noticia del despido no ayudará a la toma de decisiones. Toma un par de semanas para adaptarse a su nueva circunstancia y borrar la emoción y dar paso a algunas decisiones lógicas con los pies en tierra, así iniciarás el camino de vida

Evaluar habilidades y experiencia: Repase tus habilidades, experiencia y pasiones para ver si una idea de negocio se ajusta a su situación actual.  Si la empresa se encuentra en una nueva zona donde tienes poco bagaje, la curva de aprendizaje y los gastos serán mayores. Un negocio relacionado con la industria que dominas acorta el ciclo de aprendizaje.

Evaluar la industria: También debes dar una mirada honesta a la salud de la industria de tu idea de negocio. Las empresas a menudo dependen del trabajo de outsourcing para aligerar costos. Ponte en contacto con las asociaciones ligadas a tu negocio para medir el nivel de actividad de outsourcing. No te olvides de mirar con reojo si hay un crecimiento excesivo de la industria.

Compruebe la cuenta bancaria: Crear una empresa requiere un presupuesto personal para iniciar, además de un fondo de emergencia para los siguientes 6 a 12 meses. Si los ahorros no son suficientes, puedes hablar con la familia y amigos para obtener un capital semilla. Un último recurso es el préstamo de dinero en efectivo. Muchas empresas se pueden iniciar con dinero limitado especialmente el servicio o empresas de consultoría.

Desarrollar una línea de tiempo: debes establecer un calendario realista para iniciar la empresa. La planificación nuevamente juega un rol importante, así como las expectativas el negocio.

Si estos cinco consejos te abruman, entonces el momento no es el adecuado. Si te siente fuertemente motivado a tomar esto como la oportunidad de establecer tu propia independencia y hacer lo que siempre quisiste hacer, entonces házlo. Recuerda que el trabajo puede ser más largo y el pago fluctuante, pero al final, la nueva libertad no tiene precio.

Leave a Reply

Required fields are marked *.