5 cualidades para la iniciativa empresarial

Se requiere una clase especial de persona para ser un empresario exitoso.  Estos profesionales no convencionales tratan de liberarse del mundo corporativo tradicional para crear sus propias pequeñas empresas. El tener una idea de negocio o producto único es sólo la mitad de la batalla, pues los empresarios deben tener otras características que le ayudarán a tener éxito en la creación de sus trabajos ideales.

Seguridad

La mayoría de los empresarios debe ser extremadamente seguros de sí mismos y de su visión de negocio. Ellos no dudan de sí mismos, incluso cuando todo el mundo alrededor es muy pesimista sobre el futuro. Ellos saben en el fondo que sus ideas de negocio son buenas y que van a surgir. Esta cualidad es la que hace que otros compren sus productos o que estén de acuerdo en trabajar para ellos.

Disciplina

Cuando no tiene un jefe a quién responder, usted tiene que ser disciplinado para tener todo listo. La mayoría de los empresarios trabajan más horas que las de un trabajo tradicional. Esto porque deben cumplir con sus objetivos de productividad y finanzas, con el fin de continuar en el camino empresarial. Los emprendedores son personas con iniciativa y no suelen sucumbir a la pereza o la falta de motivación. Los empresarios normalmente trabajan durante todo el día, incluyendo fines de semana y vacaciones, todo para garantizar que el trabajo se ha completado correctamente.

Creatividad

Incluso si su negocio es de carácter técnico o de carácter analítico, los empresarios piensan creativamente. Siempre son abiertos de mente y se dan cuenta que cada evento es una oportunidad de negocio. Los empresarios suelen ser soñadores de corazón, ya que ven cómo su negocio puede ser mejor y diferente a las viejas maneras de trabajar.  Estos profesionales utilizan su pasión y su energía creativa para aportar ideas nuevas e innovadoras para el mercado.

Determinación

Los empresarios no dejan pequeños que los contratiempos los derroten. Son tenaces y persistentes en la cara de rechazo. Cuando oyen el “No” de un cliente potencial, no pierden el ritmo y pasan al siguiente cliente potencial. Son aprendices continuos que se han adaptado a los flujos constantes de la economía y del mercado. Cuando una idea no funciona como estaba previsto, lo ven como una oportunidad de aprendizaje.

Sin miedo

Una de las cualidades más importantes de un empresario es la intrepidez. El empresario no tiene miedo al fracaso, cree en sí mismos, lo que les permite dar saltos de fe.  No dejan dudas persistentes en el camino de su éxito.

Leave a Reply

Required fields are marked *.