5 errores a evitar en el uso del correo directo

Como mencionamos en artículos anteriores, el correo directo es una estrategia de marketing tradicional, pero muy vigente porque permite la comunicación directa con el cliente. Sin duda, bien utilizada es una genial arma para mejorar las ventas y la fidelidad de los clientes con la marca o la organización. Pero sin cuidado y sin una correcta planificación, su ejecución no será óptima y es muy posible que la estrategia fracase.

Esto puede generar problemas a la compañía, pues el correo directo requiere un uso importante de recursos, desde la fabricación del material de correspondencia, hasta la contratación del personal encargado para distribuir el correo.  Por ello debe evitar los siguientes errores que pueden hacer fracasar sus esfuerzos de ventas por correo directo:

 1. Uso de la una lista incorrecta

El mayor error cometido en las campañas de marketing con correo directo es la utilización de una lista de correo mal elaborada. No importa si esta lista es extensa, si las direcciones son de personas que poco tienen que ver con nuestro público objetivo, la perdida de dinero por parte de nuestro negocio está casi segura, pues los envíos llegarán a personas que no encontraran utilidad al material publicitario enviado. Se debe procurar elaborar una lista personalizada, o comprar estas listas de empresas confiables.

2. Mala redacción del anuncio

Al llegar al mercado correcto es solo uno de los pasos. El siguiente es entregar un material  de calidad, que llame la atención de los lectores. La primera impresión se consigue con la presentación visual del anuncio o material publicitario. Luego el cliente se fijará en las palabras o frases principales, las cuales deben estar muy bien redactadas. El texto del anuncio debe ser breve y descriptivo.

3. No incluir un llamado a la acción:

El marketing directo es una estrategia agresiva. Por ello debe incluir un “llamado a la acción“, promoviendo una respuesta de los consumidores. Estos llamados a la acción deben generar la comprar del producto o la visita al local del negocio. Esto se consigue con cupones, eventos, frases que incentiven la llamada. El material publicitario enviado debe diferenciarse del distribuido en canales normales.

4. Diseño sobrecargado

Si bien nos referimos a una técnica agresiva de marketing, esta no debe estar reñida con el buen diseño, el orden, que son fundamentales para entender el mensaje.  Los anuncios son por lo general postales, encartes en anuncios publicitarios, un banner pequeño dentro de una publicación, etc. No se debe incluir elementos visuales o palabras en los anuncios pequeños. Si el espacio es pequeño diseño,  el anuncio debe ser proporcional.

5. No utilizar un diseñador o publicista profesional

El correo directo es una actividad que requiere una buena elaboración, por lo que es necesario encargar su diseño a profesionales con experiencia.  Ellos podrán desarrollar una material grafico aceptable, y nos ayudarán a caer menos en los errores señalados.

Leave a Reply

Required fields are marked *.