5 errores de vendedores que ahuyentan a un comprador

El servicio al cliente es fundamental en los negocios, especialmente cuando hay una gran cantidad de consumidores con varias opciones de elección en la competencia. Cuando un cliente tiene una mala experiencia n un negocio, no dudará en ir a otro local para comprar, además de difundir su mala experiencia con sus conocidos, ya sea de forma oral o en las redes sociales. Con esto en mente, echa un vistazo a cinco cosas que tus empleados no deben hacer cuando se trata de sus clientes:

1. Presionar al cliente o ir a la venta dura: Los clientes que han sido entrenados para no confiar en todo lo que se les ofrece, además ahora van blindados con una mejor información gracias a Internet. Debido a esto, los mismos consumidores también tienen menos ganas de comprar cuando se sienten presionados. Cuando a pesar de la oferta de beneficios reales, un cliente dice que “no, gracias”, simplemente se debe seguir adelante con otros prospecto de venta. El presionar duro puede hacer lucir al vendedor como un matón, o peor aún, desesperado.  Tomar con respeto un “no” podría conducir a mayor confianza de sus clientes.

2. Discutir con los clientes: Incluso si tienes razón, de alguna manera, el vendedor terminará siendo el malo. En caso sea imposible rectificar la queja o demanda poco razonable del cliente, se debe conducir la interacción con calma y de forma educada  Dejar que las emociones asuman el control no es bueno y puede hacer ver al negocio y trabajadores como poco profesionales.

3. Hacer más promesas: No haga promesas que no pueda cumplir. Es mejor decirle a los clientes desde el principio que un servicio puede tardar un tiempo o puede ser difícil de conseguir, y luego prometer esfuerzo para entregar el producto o servicio  en menos tiempo o agilizar trámites, pero todo en base a hechos reales. Un cliente preferirá estar agradablemente sorprendido con este esfuerzo que con una promesa negativa, y recuerda que los clientes satisfechos son clientes que repiten.

4. Tener miedo de decir “no”: El estar dispuesto a decir “no” de vez en cuando, significará a no sobrecargarse de tarea que no se podrá cumplir.  El personal de servicio que siempre dicen “sí” terminan haciendo malabares para cumplir un trato con el cliente, a menudo conduce a un desastre de servicio al cliente.  Mucho mejor ser honesto con el cliente que intentar complacer algo muy difícil de conseguir.

5. No dar información: Mantener a los consumidores al tanto de los procesos de ventas y de servicio le ayudará a mantenerlos contentos. Mantenerlos en la oscuridad no sirve para nada, salvo tal vez para que vayan a buscar esos datos donde la competencia.

Leave a Reply

Required fields are marked *.