5 formas para sobrevivir al desempleo, sin perder nuestro crédito o empeorar la deuda

Perder el trabajo es una de las cosas menos deseadas, especialmente en una época donde la economía no anda bien y la contratación disminuye. Pero con las herramientas adecuadas, es posible hacerle frente, si afectar nuestro nivel de crédito y sin dejar de pagar algún préstamo.

1. Obtenga una fuente de ingresos temporales

A medida que trata de conseguir un nuevo trabajo, es momento de buscar una nueva fuente de ingresos. En primer lugar, averigue si usted es elegible para beneficios de desempleo (existe en varios países). También administre adecuadamente su  liquidación, no lo gaste en cosas superfluas. En este momento es de mucha utilidad el fondo de emergencia.

Si está tomando más tiempo del esperado el conseguir un trabajo a tiempo completo, considere la posibilidad de trabajo a tiempo parcial. Puede hacer dinero de una afición, como la venta de artesanías o abrir un pequeño negocio con una alguna actividad que le guste.

2. Controle sus gastos

Vuelva a evaluar su presupuesto. Usted tendrá que reducir sus gastos para compensar la disminución de sus ingresos. Deberá recortar los gastos de lujo. Al principio puede ser difícil hablar en su teléfono celular con menos frecuencia o no tener televisión por cable, pero usted se adaptará. El recorte se extenderá a su fondo de emergencia adicional y será momento de dejar de confiar en las tarjetas de crédito.

3. Mantenga el crédito y la deuda bajo control

No haga ningún cargo de tarjetas de crédito nuevas. Sin una fuente fiable de ingresos (las prestaciones por desempleo no duran para siempre) no puede darse el lujo de hacer cualquier compra con tarjetas de crédito nuevas. Resista la tentación de usar sus tarjetas de crédito para mantener su estilo de vida en un nivel prepago. De lo contrario no pasará mucho tiempo para que su tarjeta de crédito lo lleve a nuevos problemas financieros.

4. No tome una nueva deuda

 La última cosa que necesita en esta situación es otra deuda. Aunque puede estar tentado a tomar un préstamo personal, ahora no es el momento. Posponga la compra de automóviles y artículos para el hogar hasta después de conseguir una nueva actividad remunerada por lo menos estable.

5. Reconozca cuando necesita ayuda

Pídale a sus acreedores y prestamistas ayuda y compresión tan pronto como necesario solo cuando sea necesario). Si ya no hay la capacidad económica de seguir cumpliendo con los pagos, es momento de buscar un refinanciamiento.

Leave a Reply

Required fields are marked *.