5 hábitos de consumo que conducen al endeudamiento

La deuda no es algo que simplemente sucede por casualidad o por accidente. Es reflejo de como nos conducimos en nuestra vida diaria. Hay ciertos hábitos de gasto que llevan a la deuda. Reconocer estos hábitos en este momento podría ahorrar una gran cantidad de dinero y sobre todo, problemas que podrían repercutir en la vida personal y familiar. Si desea detener la creación de más deuda, elimine estos malos hábitos:

1. Gastar más dinero de lo que gana

La parte lógica dice que es imposible tener un estilo de vida de 200 si se gana 100 al mes. ¿Muy simple verdad?. El endeudamiento y el excesivo crédito para tener un estilo de vida prestado no tienen buenos finales.  Antes de darse cuenta, sus ahorros se habrán agotado, sus tarjetas de crédito estarán al tope y no podrá obtener más préstamos.

Mantenga sus gastos dentro de su ingreso mensual, viva dentro de sus medios. Recuerde que un buen nivel de vida no significa acumular cosas (y menos deudas).

2. Gastar dinero que no tiene

Muy relacionado con el punto anterior, claro que sin recurrir al gasto excesivo de un estilo de vida prestado. Debe establecerse un tope de gasto mensual, de acuerdo a las posibilidades. Si hay necesidad de pedir un préstamo, este debe ser realmente necesario, no para adquirir un artículo de lujo.

3. Utilizar crédito para compras corrientes

Para realizar compras cotidianas como alimentos, gasolina, ropa y entretenimiento, debemos utilizar dinero en efectivo. El atractivo de las tarjetas de crédito es la posibilidad de pagar más tarde por  artículos comprados al momento. La advertencia es que muchos no ven como prioridad pagar por artículos consumidos, como una leche o mantequilla, dejando crecer la deuda.

4. La utilización del crédito a pesar de tener dinero en efectivo

Otro mal hábito que conduce a la deuda es la elección de crédito cuando en realidad tenemos el dinero en efectivo para pagar. Para cambiar esta mala costumbre, debe estar dispuesto a pagar lo que quiera con el dinero ganado. Tenga en cuenta que, si bien se puede posponer el pago mediante el uso de crédito, usted terminará pagando más que si hubiera gastado su propio dinero en efectivo.

5. Uso de la deuda para pagar la deuda

Utilizar las tarjetas de crédito para pagar otras tarjetas y préstamos en realidad no paga nada, solamente se está arrastrando los pies alrededor de una y cayendo en un cirulo vicioso (y que puede acrecentarse por los intereses). Las transferencias de balances tienen un costo de transacción y la mayoría de los préstamos tienen un tipo de pago inicial o comisión de apertura. De modo que al pagar una deuda con otra, se termina peor que al inicio.

Leave a Reply

Required fields are marked *.