5 reglas para empezar a vender con éxito

Diferentes industrias tienden a utilizar técnicas de venta diferentes. Un negocio pequeño de abarrotes puede vender en forma completamente diferente de alguien que vende libros en una librería de barrio  Sin embargo, hay pasos fundamentales de la forma de venta que se pueden aplicar a negocio, independientemente de su tipo de producto y cartera de clientes. Veamos:

1. Conocer el producto:

Si usted no entiende lo que estás vendiendo, va a sufrir, debido a que sin esta información no sabrá la mejor cualidad del producto para su cliente, y de igual manera no va a saber todos los beneficios del producto, lo que significa que constantemente faltan oportunidades para atraer a clientes potenciales.  Y si un cliente potencial le hace una pregunta técnica, usted no sabrá la respuesta. Si no conoce bien el producto, tiene menos opción de presentarse como un experto o un consultor.  Vender sin el conocimiento del producto es como correr una maratón con una pierna atada a la espalda.

2. Ayudar a los clientes:

Si usted siente desprecio por sus clientes potenciales, ellos lo sabrán, sin importa lo mucho que intente ocultarlo. Por ello necesita ponerse una actitud respetuosa, servicial antes de siquiera levantar el teléfono. La mayoría de gente piensa en la gente de ventas como egoísta, por ello que el enfoque consultivo es tan efectivo para borrar tal estereotipo.

3: Ser veraz:

Otro estereotipo en contra del vendedor es son vistos como embaucadores no confiables. El vendedor que vende los productos que se descomponen en una semana o al doble del precio justo ayudan a generar tal imagen. La única forma de superar este sentimiento lamentable es hacer precisamente lo contrario. Al ser completamente recto y honesto con sus clientes potenciales, podrá crear una impresión positiva que les harán volver por más compras.

4. Ser simpático:

En muchos aspectos, el éxito en las ventas se reduce a la personalidad.  Sin haces una encuesta entre los mejores cien vendedores de tu área, descubrirás que un 95% de ellos tiene como rasgo común la simpatía.  La mayor parte de la resistencia a la compra se reduce a un temor por parte de los clientes. Si no les gusta la persona que la está tratando de vender algo, es poco probable una compra, sin importar cuan grande sea el propio producto. Pero si les gusta y se sienten cómodos con un vendedor, son mucho más propensos a dar el paso.

5. Nunca dejan de crecer:

Los fundamentos de las ventas son siempre los mismos, pero las herramientas y técnicas que se pueden utilizar para aplicarlas están cambiando constantemente.  Al igual que los médicos y los abogados, los vendedores deben estar al tanto de estos cambios.  Esto incluye cambios internos y externos de la empresa, como cambios en las políticas y actualizaciones de productos, y los cambios externos, examinados como el surgimiento de medios de comunicación social o nuevas regulaciones estatales y federales para su industria. Los vendedores no pueden dejar de aprender y crecer.  Pero eso no es realmente un inconveniente, porque si está constantemente aprendiendo y desarrollando sus habilidades, es poco probable que se aburra. En lugar de dar el mismo paso hasta el con su clientes día tras día, puede explorar nuevas tácticas, hablar con gente nueva y mantener probar nuevas maneras.

Leave a Reply

Required fields are marked *.