6 pasos para realizar su propio presupuesto

Hacer un presupuesto es el primer paso para ordenar nuestras finanzas. Esto nos ayudará a disciplinarnos económicamente, ya sea para ahorrar o conseguir dinero para pagar una deuda. En este último aspecto, recuerde que usted no será capaz de salir de la deuda si un buen manejo de dinero. Sin una idea exacta de lo que entra y sale de su bolsillo, usted puede llegar a depender de las tarjetas de crédito y préstamos para comer y pagar sus cuentas. Por ello es importante hacer un presupuesto en la actualidad, o en todo caso de actualizarlo:

 1. Haga una planilla de presupuesto: utilice el Excel o una hoja de cálculo para trasladar los siguientes datos. Un software facilita las cosas, aunque también se puede recurrir a una planilla impresa y a la calculadora. Es muy simple.

2. Haga una lista de sus ingresos: Sume todas sus fuentes fiables de ingresos: los salarios de un trabajo, acciones, alquileres, utilidades. Los trabajos ocasionales o de pasatiempo muchas veces no son fuentes fiables de los ingresos, pues no cuentan con regularidad. Recuerde que su presupuesto debe ser un documento que puede confiar. En caso trabaje por cuenta propia y sus ingresos varian, realice un ingreso mensual promedio.

3. Sume sus gastos: deben ir los gastos de hipoteca, renta, impuestos sobre la propiedad, manutención de los hijos, pensión alimenticia, pago de electricidad, agua, teléfono, internet, alimentos.

En los gastos variables, no es conveniente sacar un promedio, sino escribir la cantidad máxima que se suele gastar. Esto para evitar futuras complicaciones al calcular gastos sin monto fijo, por ejemplo la comida.

4. Calcule su ingreso neto: Su ingreso neto es lo que le sobra después de todas las facturas a pagar.

5. Ajuste sus gastos: llego el momento de asignar el presupuesto. Si su ingreso neto es negativo, entonces debe ajustarse para no gastar más de sus ingresos. Los gastos variables son normalmente los más sencillos de ajustar el gasto. Por ejemplo, las compras en supermercados, comidas fuera de casa, las aficiones, combustible. Incluso algunos de sus gastos fijos se pueden ajustar, por ejemplo, reducir su factura de cable o teléfono, cancelar la membrecía de un gimnasio, no tomar vacaciones. Evalúe sus gastos analizando el “que quiere” vs “que necesita”.

6. Seguimiento de sus gastos: Durante todo el mes, actualice el presupuesto para incluir el gasto real en cada categoría del presupuesto. Esto le ayudará a averiguar dónde se gastó más dinero y ver cuales ajustes se han acomodado a la economía familiar.

Leave a Reply

Required fields are marked *.