6 señales que le indican que ya no está apto para continuar liderando

Muchos líderes se mantienen en el poder a menos que un claro error descarrila su mandato. Sin embargo, muchos líderes también luchan continuar dirigiéndo cuando ya no lo pueden hacer. Se lo deben a sí mismos y a sus organizaciones,  determinar honestamente cuando su función específica como líder ha llegado a su fin y se debe tomar medidas.

Aquí hay seis patrones que indicar que es hora de dar un paso al costado.

1. Usted no puede o no quiere despedir a sus amigos.

Esto es más frecuente en la creación de empresas, las empresas de propiedad familiar, o empresas con pocos accionistas. Un grupo de fundadores pueden elegir un miembro para convertirse en CEO, y con el tiempo esa persona puede no ser capaz de sustituir a los colegas que no están bien adaptados a sus funciones en crecimiento. En una empresa familiar, la contratación y los ascensos se utilizan como herramientas para mantener la armonía de la familia, o para apaciguar a un familiar que ha invertido capital.

No es necesario ejecutar un imperio global de los medios de comunicación para caer en esta trampa. Si usted no puede hacer lo que es mejor para el propósito compartido de toma de decisiones realistas, objetivos y discernir acerca de la contratación, la promoción, la reasignación, e incluso expulsar a las personas más cercanas de usted, no está en condiciones de conducir. 

2. Usted se desvincula de las responsabilidades de la organización. 

Cada líder prefiere ciertas responsabilidades sobre los demás, y a veces puede ser fácil para un líder hacerse de la vista gorda ante las tareas desagradables en favor de actividades más atractivas. Pero tenga en cuenta el costo de no dirigir la organización entera.

3. Usted cree que es indispensable.

Un líder que es “indispensable” preside una organización incapaz de cuidar de sí misma. Un líder indispensable ha permitido a la forma más alta de dependencia y disfunción. Eso no es algo para presumir. Si usted cree que es insustituible, debe examinar exactamente qué tipo de trabajo usted ha estado desarrollando

4. Su círculo íntimo deja de decirle la verdad … porque deja de preguntar.

Liderar dentro de una burbuja es una dinámica común y peligrosa. La tendencia humana es creer automáticamente en nuestras propias posiciones, habilidades y decisiones, y confiar demasiado en nuestro propio punto de vista. Los líderes tienen que presionar a otros para proporcionar perspectivas contrarias. Esto sólo ocurre cuando un líder insiste en ello y proporciona un entorno seguro para expresar opiniones disidentes.

5. Usted no toma responsabilidad por las acciones negativas de la empresa.

Rupert Murdoch, resulta útil como ejemplo. El escándalo que involucra a uno de sus periódicos, Murdoch fue preguntado por un comité del gobierno si era responsable en última instancia de su servicio. Dijo que no, los que participaron en la conducta dudosa son los únicos responsables y tenían poco que ver con él.

Aunque empíricamente cierto (después de todo, somos responsables de nuestras acciones), Murdoch perdió el punto invaluable. Un líder debe tener la culpa final en los malos momentos, porque es visto como la fuerza guía en los buenos tiempos. Ni siquiera Murdoch puede tener las dos cosas. Si usted no puede tomar toda la responsabilidad, es hora de que alguien lo haga.

6. No pasa el examen a mitad de la noche.

En el medio de la noche cuando se despierta para ir al baño, tome un rápido vistazo en el espejo. En ese momento, nadie se preocupa por su puesto de trabajo, su riqueza o sus logros. 

¿Está sinceramente tratando de aprender, crecer y ser digno de liderazgo? O  ¿su corazón no está en el camino y que es hora de seguir adelante? 

La vida es demasiado corta como para ignorar respuesta. Así que actúe.

Fuente: http://www.inc.com

Leave a Reply

Required fields are marked *.