6 tips de cómo decorar un espacio comercial

Un almacén bien diseñado hace que los clientes se sientan bienvenidos, y hace que sea más fácil para ellos comprar. Siguiendo unos sencillos pasos, usted puede asegurarse de que su espacio comercial está perfectamente diseñado para sacar el máximo provecho de su negocio.

1. Elegir un esquema de diseño que complementa los productos que desea vender: Una tienda con un montón de madera y rincones acogedores probablemente funcionará mejor para una tienda de antigüedades, mientras que un espacio elegante y moderno será bueno para una tienda de arte moderno o muebles. Piense en las tiendas que venden un producto similar y tome inspiración de su diseño.

2. Elegir un esquema de color: No se limite a elegir su color favorito o el más barato Averigüe que es lo más conveniente para su negocio de acuerdo a su público objetivo. Por ejemplo una tienda de ropa de bebé debe usar colores pasteles claros.

3. Decidir sobre un diseño para el espacio: Los clientes suelen disfrutar de espacios luminosos y amplios. Por ello debe estantes y armarios altos, pegados hacia las paredes del fondo y las mesas hacia el centro. Esto también ayudará a que su equipo de ventas camine con más facilidad. Asegúrese de que los pasillos son agradables.

4. Elija los accesorios o muebles: Elija estantes, armarios y mesas que se ajustan a su esquema de diseño. Para ello debe conseguir un un vendedor de muebles que sea de su confianza. Los accesorios deben poner los productos a nivel de los ojos y hacer que sea fácil cogerlos.

5. Elija la iluminación: Necesita focos que resalten sus productos y se puedan ajustar fácilmente al diseño de su tienda.  Usted también necesitará iluminación general que ilumine el espacio. Debe ser capaz de ajustar su iluminación durante todo el día para dar cuenta de la luz cambiante.

6. Elija las decoraciones y piezas decorativas: El foco de su tienda debe estar en los propios productos. Sin embargo, usted puede desear agregar algunos pedazos, como un reloj grande industrial detrás del mostrador, una lámpara de araña en el centro de la sala. La mayoría de tiendas están demasiado ocupadas con un montón de carteles y productos de más, por lo que es difícil para el cliente enfocarse en el producto.

Leave a Reply

Required fields are marked *.