7 claves para comenzar una empresa después de los cincuenta

 

1. Busque un negocio cuyo trabajo realmente lo comprometa: Un buen punto de partida para la identificación de una idea de negocio adecuada para usted puede ser visualizar cómo puede convertir su actividad de trabajo preferida en una carrera empresarial. También puede examinar una afición arraigada para convertirla en negocio.

2. Entienda el potencial de ingresos y si coincide con sus necesidades: debe echar un vistazo en los costos de inicio, su competencia local, y su voluntad de arriesgar sus ahorros. Tenga en cuenta el hecho de que las nuevas empresas necesitan por lo menos tres años para alcanzar el equilibrio. A partir de los 50 años tal vez no sea buna idea jugar a los dados y arriesgar su seguridad financiera. Vale la pena sentarse con un contador de buena reputación para determinar la cantidad de dinero que puede invertir sin correr riesgo en sus finanzas.

3. Relacione las demandas físicas de su negocio con su nivel de energía: Un negocio que requiere largas horas todos los días o duro trabajo físico, no será conveniente en este momento de su vida. Sea honesto acerca de la resistencia física que le exigirá el negocio.

4. Descarte los negocios que involucran una actividad rutinaria: La idea es encontrar algo que te mantendrá apasionadamente interesado. No todos los detalles del funcionamiento de una empresa son igual de interesante. Busque actividades que los mantengan con ganas de levantarme cada día y administrar su negocio.

5. Considere el grado de tecnología: Aunque la mayoría de las empresas requieren un uso de las computadoras, considere el grado en el que tendrá que utilizar otras tecnologías, como aparatos inalámbricos, internet, y varios tipos de software para administrar su negocio. Si no te gusta la tecnología y prefieren no molestarse con su aprendizaje, considere si puede darse el lujo de contratar ayuda técnica.

6. Considere el aprendizaje de un nuevo conjunto de habilidades: un negocio nuevo implica aprender nueva habilidades. Cada nuevo dueño del negocio tiene que aprender algunas habilidades nuevas, como la administración de la oficina o marketing en Internet. Sin embargo, es muy importante que Ud. honestamente evalúe qué tan bien conoce las “tuercas y tornillos” de su idea de negocio potencial, de lo contrario, se enfrentan a una curva de aprendizaje empinada en su primer año en el negocio, al mismo tiempo que se enfrenta a las demandas cotidianas de la venta de su producto o servicio.

7. ¿Piensa en una franquicia?, asegúrese de recuperar la inversión total para los dos primeros años Tenga en cuenta que, con una franquicia, usted siempre tendrá un socio de negocios: el franquiciador. Proceda con precaución al considerar una franquicia, pues si bien sería una buena opción para aligerar la puesta en marcha del nuevo negocio, siempre se deben hacer averiguaciones previas. Hable con otras personas que han comprado la misma franquicia y asegúrese que el franquiciador se preocupa por la formación, asesoramiento y otro tipo de ayuda necesaria. Si es posible, contrate un abogado que se especialice en franquicias para explicar el acuerdo de con todos los detalles.

Leave a Reply

Required fields are marked *.