Ahorre dinero en los suministros de oficina

A simple vista, los suministros de oficina parecen tener un costo menor si los comparamos con otros, como maquinarias o materias primas. Sin embargo, por su alto volumen pueden llegar a sumar gastos significativos para la compañía. Al año, miles y miles de dólares son gastados por las empresas en suministros de oficina. Por tal motivo se debe ser cuidadoso al momento de comprar estos suministros muy necesarios para desarrollar las actividades propias del negocio.

Ayuda bastante que ahora las compañías tienen varias opciones para hacer estas adquisiciones, desde compañías locales de suministros hasta empresas que ofrecen lo mismo por internet. Estas son otras estrategias que ayudan a ahorrar dinero en suministros de oficina:

1. Analice los suministros necesarios

De un vistazo a los suministros de su oficina y analice cuales son realmente necesarios para comprar por bloques. Luego hágase estas preguntas: ¿Es necesario comprar suministros de marca o se puede utilizar marcas genéricas? ¿Se puede utilizar una cinta de embalaje más delgado y menos costosa?. Los pocos dólares que se ahorran en pequeñas unidades pueden sumar un gran ahorro.

2. Compare los precios

Compare los precios de los artículos que compra con más frecuencia. Ahora con internet es más fácil hacer estas revisiones. Puede que en internet encuentre un buen proveedor o se dé cuenta que ha estado pagando muy caro por sus artículos. Pero también debe considerar otros gastos que tal no estén incluidos, como gastos de envío.

3. Negocie un contrato de compra

Si su empresa compra una cantidad significativa de material de oficina cada mes, usted puede negociar un contrato de compra con su proveedor. Esta estrategia se aplica únicamente a las grandes empresas que tienen más de 100 empleados. La clave de la negociación de un contrato a su favor consiste en identificar los materiales que se compran con más frecuencia.

4. Haga pedidos en grandes cantidades

El hecho de ser una pequeña empresa no significa que no se pueda hacer grandes pedidos. Busque los artículos que se pueden comprar en grandes cantidades. Por ejemplo, en lugar de comprar papel en 500 paquetes de láminas, considere comprar una caja de 5.000 hojas. Claro, que al comprar grandes cantidades debe disponer de un almacén adecuado, donde los suministros se mantengan en perfecto estado.

Leave a Reply

Required fields are marked *.