¿Cómo entender el rechazo de Wall Street y el discurso de Obama antimillonario?

Siempre lo hemos escuchado: Los pobres versus los ricos. En algunas casos incluso los pobres versus los de clase media. Es un problema muy conocido en américa.

En el anterior post hemos mencionado como Wall Street rechaza a Obama más por lo que dijo que por lo que hizo. Obama ha tenido un discurso que se puede entender como populista, ya que parece que busca la lucha contra la pobreza, y un freno hacia la animadversión contra los desprotegidos y por consiguiente a favor de los residentes legales e ilegales de ese país, muchos de ellos provenientes de países que pasaron por años de crisis.

Mientras Obama obedecía al negocio de la política populista a través de su discurso, en Wall street se sentían señalados y pintados como deslamados millonarios. A lo largo de la historia de estos países de américa y en muchas partes del mundo siempre los millonarios y gente próspera han pasado como personas insensibles que se encierran en sus palacios negándose a sentirse mal por los desamparados del mundo. En general como egoístas y esclavizadores.

Pero en ese sentido ¿Cómo se podría entender el éxito y la prosperidad económica? No me imagino cómo podría entenderse el concepto de esas palabras en un panorama populista como el de Obama. Con mucha razón Wall street se molesta, porque sistemáticamente los políticos de américa han sostenido ese discurso para las tribunas y hles ha funcionado bien.

Las personas no se encuentran en condiciones de discernir el proceso vil de la mala práctica de la política que ejecutan muchos caudillos en los países con considerables índices de pobreza.

La gente tiene derecho a tener éxito. Mucha de la gente millonaria y próspera han logrado tener ello en base a trabajo duro y conocimiento. Ante movimientos populistas que se aprovechan de la falta de educación de la gente para sembrarlos algo de fácil entendimiento: El odio y resentimiento contra la gente próspera, lo que es peligroso porque no solo los condenará asi mismos a la pobreza ya que rechazarán ser prósperos, sino porque pueden generar resentimiento malicioso, delincuencia debido a que la gente poco educada con resentimiento puede canalizar ello utilizando la violencia y el todo por el todo.

Obama, por otro lado, hace su negocio. Es político y buscó la reelección que ya la obtuvo. Si tiene o no interés por los desamparados tendrá otro periodo más para convencer a quienes no convenció.

Leave a Reply

Required fields are marked *.