¿Cómo saber si seré un buen empresario?

Seguramente tiene un montón de ideas antes de empezar un pequeño negocio propio. Pero antes de asumir el reto convertirse en empresario, debe saber que el fundar un negocio propio significa una serie de acontecimientos que alterarán su vida. Es un compromiso, al igual que un matrimonio, pues se estará pendiente del negocio las 24 horas al día y los 365 días al año. Esto porque si desea que su pequeña empresa tenga éxito, tendrá que trabajar muy duro en ello, sabiendo que existen una serie de altibajos y sorpresas.

Pero en el lado positivo, si usted es la persona adecuada y con un plan de negocio sólido, iniciar una pequeña empresa por su cuenta puede ser la más satisfactoria y emocionante de las experiencias. Puede que tenga las ganas necesarias para emprender su proyecto. Y si bien estas son muy necesarias, es vital que haga una introspección personal que deberá responder con seguridad.

En esa introspección debe examinar si iniciar un pequeño negocio es adecuado para usted, y no para su vecino, amigo, compañero de trabajo, o cualquier otro que está tratando de decirle que usted debe comenzar su propio negocio.

La principal cualidad que debe tener para iniciar su propio negocio es un ardiente deseo de hacerlo. Dirigir una pequeña empresa no es para el ambivalente o indiferente. Usted tiene que ser su propio jefe, transformar sus sueños en realidad, comercializando su producto o servicio.

Hágase  estas tres preguntas básicas antes de empezar un pequeño negocio:

– ¿De verdad quieren operar de forma independiente y ser la persona que toma todas las decisiones, asumiendo toda la responsabilidad?

– ¿Está usted dispuesto a trabajar duro y hacer los sacrificios que implica tener una pequeña empresa?

– ¿Tiene la confianza en sí mismo y la autodisciplina que le permitirá perseverar y construir su nueva empresa en un éxito?

Si usted contestó todas estas tres preguntas básicas de forma positiva, ha cumplido una de las primeras condiciones para pensar seriamente en empezar un pequeño negocio: la actitud necesaria.

Leave a Reply

Required fields are marked *.