Cómo un plan de servicio al cliente de sentido común puede salvar su negocio

A veces las empresas hacen las cosas más extrañas y sus clientes se quedan rascándose la cabeza en la confusión y la frustración. Cuando la economía y las empresas están luchando, ¿no cree que haría todo lo posible para mantener a los clientes que ya tienen? Evidentemente no. Vea algunas empresas que tienen la costumbre de centrarse más en lo que es mejor para ellos que en lo que es mejor para el cliente.

Perder una venta porque no tiene lo que el cliente quiere es algo que puede ser un poco difícil de lidiar, ya que se trata de algo directamente a la inversión de su negocio. Se trata de números en el mejor de los casos y no distracciones. No podemos culparle por no ser competitivo por falta de capital. Pero perder clientes solo por un plan de servicio al cliente, orientado al interés de la tienda es algo que en la era del internet puede lamentarlo. Cada vez hay más sitios web donde los clientes depositan sus quejas, el facebook hace que las cosas sean virales, la gente está alli quejándose, hablando, comentando contando cualquier experiencia de compra que puede dejarlo a usted mal parado, sino tiene un plan orientado al cliente.

Por ejemplo en una tienda de ropa es ya molesto que usted tenga que encontrar un asistente de ventas para desbloquear los camerinos que son muy difíciles de encontrar. Hay gente esperando para pagar y los dos empleados están en un rincón charlando y apilado jeans. Una vez que finalmente encuentra lo que quiere va a pagar, le preguntan si sabía de su nueva política de devolucionesNo, no lo sabe. Así que el vendedor procede a explicar que no puede obtener su dinero de vuelta, sólo se podía obtener crédito de la tienda, así que se pregunta si está muy contentos con su compra. Le parece familiar que el argumento de las empresas sean sus políticas. “Son políticas de la empresa”. Sería menos probable que compren allí en el futuro.

Se entiende que algunas personas aprovechan del sistema de reembolso. Incluso se ha oído hablar de gente que lleva algo y lo devuelve, lo que realmente apesta. Pero creo que las empresas deben hacer lo que hay que hacer para mantener a los clientes contentos y que vuelvan..

Lección: cree una forma libre de riesgo de comprar y que aumente sus ventas. Después de todo, no conoce a todos los compradores lo suficientemente bien como para confiar en, así que es fácil para ellos. Esto se llama retroceso del riesgo.

Cualquier persona con sentido común sabe que ahora mismo, quiere mantener a sus clientes felices y que regresen. El valor de tiempo de vida de un buen cliente no tiene precio.

Fuente: http://smallbusiness-bigresults.com

Leave a Reply

Required fields are marked *.