Condiciones de un buen empresario para expandir su negocio

El buen inicio y posterior éxito de una idea negocio tiene como siguiente paso la expansión. Para decidir este trascendental paso en la historia de un pequeño negocio, es necesario que el gerente tenga una serie de habilidades y condiciones para llevar a cabo la expansión del negocio.

No se debe analizar únicamente el éxito económico, pues este puede ser un falso signo de la estabilidad de la empresa. Finalmente la economía también puede cambiar con las condiciones del mercado, y si estas se dan cuando la empresa en expansión no es solida en aspectos como cultura de trabajo, experiencia del gerente o una buena interpretación del entorno, puede que cause serios daños al futuro de la compañía.

Por ello, es necesario que todo buen gerente tenga en cuenta los siguientes aspectos cuando decide expandir su negocio:

1. Experiencia: si bien esto se adquiere con el desenvolvimiento como gerente, al momento de expandir su negocio ya debe tener los conocimientos necesarios y la experiencia requerida para afrontar los nuevos retos, que la mayoría de casos serán nuevos. Debe recordar sus primeros pasos, lo complicado que fue afianzar a la empresa, pues de esa manera se presentaran nuevos escenarios cuando se decide expandir: nuevos competidores, nuevos clientes, nuevos empleados, ampliación de local, mayor pago de impuestos.

Estos aspectos no son para desanimar a nadie, pero deben tenerse en cuenta y cotejarse con la experiencia del gerente. La experiencia debe brindarle seguridad y blindarlo de futuros contratiempos.

2. Cultura sólida: una empresa en expansión debe sustentarse en una cultura organizacional sólida, la misma que tiene su más notorio impacto en el desenvolvimiento de los roles laborales dentro de la empresa. Sólo si se ha comprobado que los trabajadores sintonizan con la visión y misión de la empresa, se debe proceder a la expansión, pues ellos son la base del nuevo trabajo que le espera a la empresa, al mismo tiempo que deben transmitir ese espíritu a los nuevos empleados.

3. Conocimiento del nuevo escenario: el escenario no será el mismo que el presentado al momento de iniciar el negocio. Por ello es necesario un previo monitoreo para que no se generen futuras sorpresas. Otro aspecto importante es que no podemos controlar los contratiempos eventuales al expandir el negocio, pero estos deben registrarse para alimentar la base de conocimiento de los miembros de la empresa. Recuerda que también  se aprende y mucho, de los aspectos poco deseados en la vida empresarial.

4. Visión compartida: todos los integrantes de la empresa deben compartir la visión de expansión de la compañía. Este debe provenir del convencimiento que este nuevo paso traerá beneficios para todos los integrantes. Vale recordar que la empresa también debe servir como una forma de realización personal. Esto ayudará bastante a que todos los integrantes empujen hacia un solo lugar.

Leave a Reply

Required fields are marked *.