Consejos para el éxito de la gestión del rendimiento

Una implementación de sistemas de reconocimiento debe cumplir una serie de requisitos. Pero para hacer efectivo esos pasos, debe ir acompañado de criterios coherentes, una cultura de reconocimiento y de una adecuada supervisión. Los siguientes consejos pueden ser de mucha utilidad en el modo de actuar, para no hacer fallar el sistema de reconocimientos:

1. A las personas les gusta que el reconocimiento proporcione un elemento motivador. Si los reconocimientos empiezan a darse sin un adecuado proceso de supervisión, se puede caer en una dadiva común, lo que después será poco estimulante y gratificante para los trabajadores.

2. Siempre hay lugar para la recompensa de los empleados y actividades de reconocimiento. Un posible mal momento de la compañía no es razón para obviar las recompensas, por lo contrario, debería ser un elemento estimulante para salir del mal momento. Recuerde que hablamos de recompensas significativas, no de obsequiar el auto del año. Por ejemplo, si el trabajo es en equipo, se puede acondicionar una pequeña jornada de diversión, como una reunión luego de horas de trabajo, que además servirá para tranquilizar alguna posible tensión.

3. Los premios y reconocimientos ayudan tanto al empleador como al empleado a obtener beneficios. Los gerentes de la organización deben estar convencidos que implementar un sistema de recompensas conlleva una situación de ganar-ganar. Si los gerentes no están convencidos de ello, será difícil que los empleados asuman una actitud de motivación frente a los anuncios de recompensas.

4. Evite algunas trampas comunes en el proceso de reconocimiento de  empleados:

– Los premios y reconocimientos sólo se distribuyen entre un grupo selecto de empleados, dando una imagen de favoritismo y aún peor, de juego sucio por parte de la empresa. Aquí se pierde la confianza y respeto.

– No explicar bien los criterios para competir por los premios. Ello solo logra socavar la moral de los trabajadores, que se sentirán menospreciados por los niveles superiores de la compañía, además que no tendrán motivación con el sistema de reconocimientos.

– Elegir a los ganadores con criterios subjetivos y personalizados. La designación del empleado que merece el reconocimiento, debe ajustarse a las condiciones establecidas con anterioridad, y que además han sido difundidas a todos los miembros del equipo u organización.

Leave a Reply

Required fields are marked *.