Consejos para iniciar un negocio personal como fotógrafo de bodas

La capacidad de capturar momentos preciosos con una cámara es sólo el punto de partida para un fotógrafo de bodas (o un camarógrafo).  Este negocio personal o casero  requiere de sentido de los negocios, paciencia y capacidad de difundir nuestros servicios en forma de palabra hablada. Hoy que las bodas son un nicho de mercado en crecimiento, ser un fotógrafo de bodas es una buena opción de negocio.

Además las estadísticas señalan que casi la mitad de fotógrafos trabaja por cuenta propia. Claro que tal realidad también significa que hay una gran cantidad de competencia.

Sin embargo, si se aprovecha bien las oportunidades, sobretodo en épocas altas, es posible rentabilizar este negocio. Un fotógrafo o camarógrafo de bodas es una buena manera de aprovechar un nicho de mercado en crecimiento y sin necesidad de formar un negocio más grande como una empresa planificadora de bodas. La rentabilización es mayor si tenemos en cuenta que un fotógrafo con experiencia no necesita mucha inversión, ya que cuenta con las herramientas adecuadas, como cámara, luces, un ordenador.

Ventajas de un negocio de fotógrafo de bodas

– La fotografía de bodas es un mercado real y en crecimiento.

– Es un negocio que se pude concretar sencillamente, con talento e iniciativa

– La palabra boca y boca y las referencias personales (las parejas satisfechas, asesores de bodas, invitados de la boda) puede hacer crecer la clientela y mantener al fotógrafo ocupado todo el año.

– Las imágenes pueden corregirse y mejorarse con el software fotográfico (claro, el ordenador tampoco hace milagros)

– Cada boda ofrece la oportunidad de conocer a los clientes potenciales, que buscan que un buen fotógrafo para su propia fiesta.

Desventajas de un negocio de fotógrafo de bodas

– Un mal trabajo en una boda puede dañar su reputación.

– Es difícil obtener grandes beneficios los primeros meses, además estos trabajos suelen ser en fines de semana. En los tiempos de inicio, este debe ser un negocio de medio tiempo.

– A excepción de un aprendizaje de la fotografía o de trabajo para los amigos, paga en el puesto de trabajo es difícil de encontrar – y no se recomienda.

– Se requieren pocos equipos, aunque algunos pueden ser costosos (en comparación a otros negocios caseros que empiezan con 100 dólares). Una decente cámara digital profesional puede costar alrededor de $ 1.500. Los accesorios del fotógrafo se sumarán a los costos de inicio para este negocio basado en casa.

Qué necesita para iniciar un negocio de fotógrafo de bodas

– Un buen ojo y un estilo personal.

– El dominio del flujo de trabajo digital.

– La voluntad de ganar experiencia sin fines de lucro: tomar clases, consultar a profesionales de grupos de redes de fotógrafos..

– Disponibilidad para acompañar (incluso emocionalmente) todo el día de la boda a la pareja.

– Un plus será el conocimiento exacto de la programación de bodas la capacidad de construir una relación con los novios.

– Conocimientos básicos de contabilidad.

– Capacidad para contactar con consultores, vendedores y compañeros que esté relacionados con el mundo de las bodas.

– Un presupuesto razonable para anunciar sus servicios de fotografía de boda en línea y tal vez en revistas de novias.

Leave a Reply

Required fields are marked *.