Consejos para proteger y asegurar tu negocio casero

Un negocio en casa también es una pequeña empresa, por tanto necesita asegurarse pues no está libre de eventualidades. Recuerda que la apertura de un negocio pone su patrimonio personal en situación de riesgo (algunas estructuras empresariales protegen contra esto más que otras), por tanto es crucial pensar acerca como puede protegerse mediante la compra adecuada de seguro de negocio en casa.

¿Qué tipo de seguro tiene un negocio en casa requiere? 

La respuesta obviamente está relacionada con el tipo de negocio en casa que está en funcionamiento. Tómese su tiempo para educarse en cada área, consulte a su asesor legal y o financiera y luego tome algunas decisiones para su negocio:

Equipos del negocio: No asuma que porque su negocio se ejecuta fuera de su casa que su equipo de negocios y activos serían cubiertas por la póliza de propietario de vivienda.  Su seguro de hogar no cubrirá todas las pérdidas comerciales si alguna vez hay un incendio o desastre natural. Por tanto deberás ponerte en contacto con tu agente de seguros para discutir sobre la adición de una cobertura adicional o buscar opciones para adicionar los equipos de tu negocio al seguro de propiedad.

Vehículo: Si utiliza su vehículo personal para el uso comercial (entrega de alimentos o suministros) también debes conseguirle una cobertura adecuada. Consulte con su proveedor actual de seguro de auto y aprenda acerca de las diferentes opciones para el uso del negocio.

Proteger sus bienes personales

Responsabilidad General: Este seguro es algo a considerar si desea protegerse de una demanda por lesiones personales o daños a la propiedad.

Responsabilidad civil profesional: Este es un seguro necesario para los negocio de asesorías o servicios profesionales. Por lo general abarca dos seguros:

– Para los profesionales médicos se trata de un seguro de mala praxis (que es requerido por la ley para muchos médicos).

– Para los consultores, los abogados o los que la prestación de asesoramiento financiero, se recomienda un seguro por errores u omisiones.

Responsabilidad por productos: las empresas de ventas y las que fabrican productos deben protegerse en caso de que un cliente se lesione como resultado del producto.  También depende del tipo de producto. Por ejemplo, si hace pasteles de boda la probabilidad de desastres es mucho menor que si se construye coches personalizados.

No deje de hacer algunas investigaciones en línea y no tenga miedo de llamar a un agente de seguros, aunque sea solo para hacer preguntas. Es posible que se sorprenda al descubrir la cantidad de seguros que necesita es mínima y además completamente asequible. Solo recuerde, siempre es mejor prevenir que curar.

Leave a Reply

Required fields are marked *.