Crear un fondo de emergencia para defenderse de las deudas

¿Qué haces cuando tu auto necesita reparaciones mayores y no tienen el dinero para pagar?. Si usted tiene una tarjeta de crédito en su billetera, es probable que estas reparaciones se la cobren en el futuro. El problema es que “en algún momento del futuro” no se ajusta a su presupuesto actual y probablemente se convierta en “algún momento del futuro lejano” y posteriormente en una deuda. Es por eso que necesitamos un fondo de emergencia.

¿Qué es un Fondo de Emergencia?

Un fondo de emergencia es el ahorro de dinero en efectivo al que se puede acceder rápida y fácilmente en situaciones de emergencia. El fondo de ahorros de emergencia por lo general oscila entre tres meses y un año de gastos de manutención. Así pues, si sus gastos de vida son de 1,500 dólares cada mes, su fondo de emergencia puede variar desde $ 4.500 dólares a $ 18.000 dólares.

El propósito principal de un fondo de emergencia es ayudar en los períodos de desempleo. También se puede utilizar para cubrir los gastos inesperados cuando usted no tiene el dinero para pagar. Eso sí, su fondo de emergencia no debe usarse para comprar muebles nuevos o financiar vacaciones lujosas.  Si utiliza su fondo de emergencia para situaciones de que no son emergencias, ¿Cómo va afrontar las emergencias reales?

Como construir un Fondo de Emergencia

La construcción de un fondo de emergencia requiere tiempo, dependiendo de sus ingresos mensuales. Estos son los pasos básicos que usted debe tomar para construir el fondo de emergencia:

1. Decida el tamaño del fondo de emergencia: ¿tres meses de gastos? ¿seis meses? ¿un año? Siempre se puede comenzar con una meta de tres meses de vida. Una vez que has llegado, se debe alargar el objetivo del fondo de emergencia hacia los seis meses de vida.

2. Determine cuanto puede poner a su fondo de emergencia en cada mes: su presupuesto mensual será de mucha utilidad. Si usted no tiene uno, ahora es un buen momento para construirlo. Recuerde, su fondo de ahorro de emergencia proviene del restante de impuestos y gastos necesarios.

3. Abra una cuenta de ahorros para su fondo de emergencia: Mantenga a su fondo de emergencia separado de su cuenta de cheques y cuentas de ahorro. De esta manera usted estará menos tentado a echar mano de su fondo de emergencia a menos que exista una verdadera emergencia.

4. Comience a construir su fondo de emergencia: no disponga del dinero del fondo hasta que haya alcanzado su meta. Si usted puede ahorrar automáticamente en ese lapso, esto se hará un hábito y será más fácil construir un fondo más grande.

Leave a Reply

Required fields are marked *.