El desempeño del personal y los objetivos de la empresa

Mejorar el desempeño del personal requiere una participación especial del área de supervisión. Este departamento de la empresa debe buscar que las tareas cumplidas por los trabajadores cumplan con los plazos y requerimientos, en otras palabras que sean acordes a los objetivos del negocio.

Estos objetivos deben remarcarse diariamente, reforzando la idea en las áreas de trabajo. Si el objetivo es llegar a un número de ventas, pues debe recordarse esta meta tanto en las oficinas y espacios de trabajo, como carteles incentivando hacia el objetivo además de mediciones. También debe mencionarse estos objetivos en las periódicas reuniones, donde usualmente se suele medir y analizar que se está haciendo mal o bien.

¿Qué características deben tener objetivos de desempeño? Por lo general se establecen 3 reglas específicas para que los objetivos sean claros, posibles de lograr y medir:

Deben ser específicos: los objetivos deben carecer de toda ambigüedad. Tanto si son cuantitativos o cualitativos, deben llevar implícito un modelo de medición. ¿Los objetivos cualitativos pueden ser medibles? Claro que sí, pero requiere una mayor observación y participación honesta por parte los supervisores, pues se analiza el desempeño humano mas allá de los simples números.

Deben tener plazo límite: es difícil evaluar un objetivo de desempeño sin fechas límite. Si bien algunos consideran que los parámetros de tiempo suelen ser limitantes de la creatividad, las empresas y negocios deben funcionar con plazos establecidos, debido a que el mundo de los negocios lo requiere. La frase el “tiempo es dinero” sigue muy vigente.

Deben estar bien establecidos: el objetivo debe ser claro, tanto en los aspectos mencionados (tiempo, plazos, tipo). La idea es que una vez cumplido el objetivo, se esté seguro que ya se ha cumplido. Tampoco es recomendable implementar nuevos objetivos si se está en pleno desarrollo por cumplir uno.

Tengamos siempre en cuenta que los objetivos de desempeño laboral son una guía para llegar a las metas de la empresa. Es un compromiso mutuo entre los miembros del equipo para beneficio de todos.

Finalmente recordemos que el desempeño del personal debe ir acorde con los objetivos de la empresa. No podemos pedir resultados óptimos si los trabajadores no están inmersos con la cultura organizacional, la cual debe ser reforzada desde un inicio con tareas de liderazgo.

Leave a Reply

Required fields are marked *.