El valor de la comunicación bidireccional y la confianza en los equipos de trabajo

La confianza es esencial si se quiere tener relaciones sólidas, viables, fructíferas y duraderas – se trata de una verdad que todos conocemos y aceptamos. Tenemos que confiar en nuestros empleados, compañeros de trabajo, gerentes y socios de negocios. La confianza es esencial en la educación formal e informal, en las relaciones verticales y horizontales, tanto y cuanto más competitivo sea el contexto, más difícil se hace ganar y dar esa confianza.

En la comunicación empresarial, tanto dentro de la empresa y en la relación con nuestros socios, retención o pérdida de confianza puede ser sinónimo del éxito o el fracaso de la empresa. Desafortunadamente, numerosos administradores dejan de ver la importancia de ganarse la confianza de sus empleados. Algunos de ellos hacen todo lo posible para ganar la confianza de sus socios comerciales, mientras que actúa incoherentemente, a veces incluso inmoralmente hacia los miembros de su propio equipo, sin siquiera darse cuenta de que los empleados confundidos, desmotivados e inseguros sólo pueden hacer más daño a la sociedad.

El establecimiento de relaciones

Las relaciones se establecen a través de la comunicación, que es un proceso de dos vías. Todos sabemos que el jefe que está haciendo la enunciación en vez de hablar y escuchar, el jefe que es bastante temido que respetado y de confianza, el jefe que no proporciona la cantidad de información necesaria para realizar una tarea determinada, dando órdenes incoherentes en su lugar, son la calidad más baja de gerentes que se puede encontrar.

Sea creíble

Un buen gerente predica con el ejemplo. Los líderes que prometen sólo lo que realmente puede hacer y que realmente cumplan con sus promesas en el momento oportuno son de confianza por parte de sus equipos.

Como administradores se supone que las cosas se hacen mediante la delegación de tareas a los miembros de su equipo, la confianza debe ser mutua – Los líderes dependen de sus equipos para un rendimiento eficiente, por lo que deben ser capaces de confiar en sus equipos, pero los líderes no son de confianza son ignorados o bien, o sus órdenes sean obedecidas sólo debido a las posiciones de poder que están sosteniendo (que, a largo plazo, no conducirá a nada bueno).

Ser capaz de manejar temas difíciles Diplomáticamente

Los gerentes están casi constantemente tomando decisiones: que necesitan para manejar los problemas en el interior del equipo, que necesitan para manejar el equipo de una manera a fin de lograr sus objetivos, y tienen que informar acerca de los logros del equipo hacia la alta gerencia o la junta directiva . En otras palabras, tienen que representar tanto los intereses de la empresa hacia los trabajadores y los intereses del equipo hacia la alta dirección – un papel imposible de lograr sin un cierto sentido de la diplomacia. Si los empleados ven que su gerente es capaz y está dispuesto a luchar por ellos, la cohesión y la confianza crecerá en el interior del equipo, así que será beneficioso para el desempeño de todo el equipo.

La comunicación bidireccional, la credibilidad y la diplomacia – todos estos son elementos necesarios si un líder se ganar la confianza de su equipo. Para lograr todo esto, los líderes necesitan auto-conciencia, un conocimiento profundo de sus propios puntos fuertes y la voluntad de cambiar, mejorar y ajustar, a la vez que se mantiene la integridad y firmeza, tanto en la resolución de problemas y en la delegación de tareas.

Fuente: http://www.noobpreneur.com

Leave a Reply

Required fields are marked *.