Entrevistas de trabajo: cómo hablar acerca de un antiguo empleador

Los reclutadores saben que el demandante de empleo probablemente dejó su empleo anterior porque estaba insatisfecho con algún aspecto de su trabajo (pagos, horarios u oportunidades de ascenso). Si usted tuvo un problema con su ex jefe, debe manejar la situación con cuidado, incluso si el reclutador directamente le pregunta sobre su relación. Lo que digas sobre tu anterior trabajo da una alerta al nuevo empleador acerca de tu profesionalismo

1. Concéntrese en lo positivo siempre que sea posible. Cuando se le preguntó acerca de su trabajo anterior, debes ser veraz, pero pintándolo tan positivo como sea posible. Por ejemplo, si te preguntan por qué dejaste su trabajo anterior, es posible afirmar que buscabas un ambiente con menos presión y donde puedas trabajar de manera más independiente, en lugar de decir que su jefe era demasiado exigente y no daba espacio para cierta autonomía.

2. Elije tu lenguaje de forma cuidadosa. Si se te pregunta acerca de tu jefe en particular, usa un lenguaje positivo. Por ejemplo, si su jefe era muy crítico, se podría decir: “Mr. Roberts tenía un excelente ojo para el detalle, y tenía normas muy específicas”. Un reclutador experto va a entender su punto de vista y se mostrará complacido con su profesionalismo.

3. Desviar todas las preguntas de sondeo sobre su jefe. Algunos reclutadores sentirán un posible conflicto y tratarán de descubrir temas exactos que tuvo con su jefe.  Por ejemplo, te preguntarán: “Así que el señor Roberts era un purista de verdad ¿y personalmente no tuviste ningún problema con él?”. Sin duda que tendrás que dar alguna respuesta, pero evita soltar alguna información negativa. En su lugar, es posible desviar la pregunta diciendo: “Bueno, el Sr. Roberts sabe claramente cómo sacar la mayor productividad a sus empleados, no se puede discutir con su éxito”.

4. Gire la conversación del tema de su jefe o cualquier otro tipo de información negativa: esto debe ser lo más rápido posible, sin ser obvio. Por ejemplo, es posible que realices una transición, cambiando el enfoque. Por ejemplo puedes decir: “Trabajar con el Sr. Roberts fue una excelente experiencia de aprendizaje, porque he desarrollado mis habilidades de marketing al trabajar con diferentes clientes….”. A continuación debes relacionar tus experiencias positivas con esos clientes.

Leave a Reply

Required fields are marked *.