¿Es costosa la capacitación de los empleados?

Si los empleados no saben cómo utilizar correctamente la tecnología disponible para los procesos de la empresa o desconocen información de sus funciones, ellos no están contribuyendo con su potencial para la organización. En ese caso, ha llegado el momento de capacitar para potenciar algunas habilidades técnicas. La disyuntiva para los empleadores es que esta capacitación no signifique un gran desembolso de dinero.

Lo cierto es que hay varias alternativas de capacitación. Una de ellas (y más costosa) es enviar a los empleados a un seminario o a centros de formación. Otra vía común es realizar la capacitación in situ, contratando a un instructor para que realice el entrenamiento. Ambas alternativas son caras y pueden tener una recuperación limitada para la organización. Hay otras alternativas si los recursos de la compañía no son suficientes:

1. Formación en línea

Hay muchos cursos de capacitación que se pueden completar en línea a través de Internet. Los centros privados de formación, colegios comunitarios y universidades están ofreciendo cursos en línea. La ventaja de los cursos en línea es que son moderados por un profesor o experto que es capaz de responder a sus preguntas y aclarar temas de confusión. Lo mejor es que hay variadas opciones y se pueden realizar mediante convenios entre empresa y centro de formación, como becas de prácticas, investigaciones conjuntas, etc.

2. Entrenamiento por computadora (CBT)

La enseñanza mediante computadora es relativamente barata. Primero se debe comprar una CD licenciado con las lecciones de capacitación (la mayoría interactivas). Estos incluyen breves cuestionarios al final de cada lección. Es ideal para capacitar a un buen numero de empleados. Si bien no se cuenta con un profesor o experto, algunos cursos incluyen una sección de asistencia.

3. Entrenamiento por vídeo

La formación basada en vídeo comenzó hace años con el boom de las cintas de VHS. Consiste en conferencias y demostraciones grabadas. Esto ha madurado hasta convertirse en conferencias y demostraciones de DVD. Parte del contenido está bastante bien hecho, pero carece de la interactividad de una clase en línea o el entrenamiento por computadora.

4. Libros

Dicen que nada como un buen libro. Son baratos, portátiles, duraderos y no requieren de electricidad. Los temas son interminables y los vendedores de libros tienen variados títulos y precios. Un inconveniente puede ser el método de evaluación periódico para conocer el avance del libro y como se está asimilando el conocimiento.

Recuerda: La clave para la formación de los empleados mediante el uso de cualquiera de estos métodos tiene que ver con el tiempo cedido para la formación. En segundo lugar, se debe minimizar las interrupciones. Designe un área de entrenamiento y cree una programación para que el empleado realice su entrenamiento, libre de interferencias.

Fuente: James Bucki 

Leave a Reply

Required fields are marked *.