¿Es posible competir con los grandes negocios?

Iniciamos este articulo con una pregunta y te respondemos que sí. Aunque a simple vista parece una competencia desigual, los negocios pequeños pueden salir con éxito ante la llegada de una gran cadena de su rubro. Claro que el optimismo no puede ser la única base para competir contra este nuevo tipo negocios, también debemos empaparnos con mucha realidad.

No hay duda que la llegada de una nueva cadena cambia el panorama del comercio local, afectando también la rutina comercial de un pequeño negocio o comercio. Las estadísticas nos dicen que son varias los pequeños comercios que han cerrado sus puertas ante la llegada de un gigante competidor. Esto se debe a varios factores, siendo uno de los principales el poco margen de ganancia debido a los precios de la competencia. Pero también existen otros factores, como la poca capacidad de respuesta de los pequeños negocios ante la llegada de grandes competidores.

Pero también existe otra realidad, donde a pesar de la llegada de grandes cadenas, muchos pequeños comercios siguen existiendo, incluso expandiéndose. Ellos intentaron algunas ideas clave con el fin de competir y sacar a flote su negocio frente a los nuevos competidores. Los podemos resumir en los siguientes puntos:

1. Analizar el nuevo panorama: un gran competidor que viene a su comunidad no es una razón para considerar inmediatamente la reubicación o el cierre de su negocio. Reconozca que esta es una oportunidad para hacer cambios positivos y mejoras en su negocio.

2. Investigar: preocúpese por investigar qué aspectos son los más valorados y cuales menos en las tiendas de la competencia y a partir de eso elaborar una ventaja competitiva. Consulte investigaciones, análisis de mercado, comentarios en la web sobre su competidor. Finalmente vaya a la tienda de la competencia, monitoree in situ sobre sus fortalezas y debilidades.

3. Diferenciar: las tiendas de venta masiva tienen un poco de todo, mientras que las pequeñas tiendas especializadas puede centrarse en un nicho, pero lucrativo. Su tienda puede convertirse en un lugar para ir comprar artículos especiales. Si su nicho de mercado es muy pequeño, considere mantener un reducido número de productos y servicios que atraen a una amplia gama de clientes.

Haga hincapié en la originalidad de su inventario, en comparación con los productos ofrecidos por las cadenas de tiendas. Los clientes están intrigados por lo inusual y se sienten atraídos por la idea de conseguir algo especial de una empresa independiente.

4. Adecuar precios: las grandes cadenas ofrecen menores precios porque compran en cantidad y si un pequeño negocio rebaja sus precios a esos niveles perderá su rentabilidad. ¿La solución? Pues ofrezca otras facilidades, como el regateo o algunos descuentos por número de compras. Si bien puede representar una pequeña perdida, esto podría atraer más clientes. Eso sí, no olvide ser meticuloso al momento de elaborar estos descuentos.

5. Reforzar la atención: estén un punto fuerte a favor de los pequeños negocios, debido al trato frio de las grandes cadenas. Trate a cada cliente como si fuera el mejor cliente. Como propietario de una pequeña tienda, usted puede concentrarse en los pequeños detalles. Un excelente servicio al cliente es el principal activo intangible en la empresa independiente. A la gente le gusta ir de compras donde se sientan cómodos y donde se sienten que el dueño realmente se preocupa por sus deseos y necesidades.

6. Tratar bien al personal: el trato no solo debe ser hacia a los clientes, sino hacia los empleados del negocio. Motive al personal y preste atención a sus necesidades, para que reflejen estos sentimientos hacia sus clientes.

Leave a Reply

Required fields are marked *.