¿Es su jefe incompetente?

¿Quien no se ha encontrado alguna vez con una persona a la que llamamos  incompetente o inútil?  Annie Mckee es autora del libro “Conviértase en un líder Resonante: desarrolle su inteligencia emocional, renueve sus relaciones, sostenga su eficacia”, y afirma entre otras cosas que encontrarse como jefe a un incompetente muchas veces es debido a que las empresas promueven a la gente basándose en razones equivocadas.

Las personas ascendidas, dice Mckee, son promovidas por los resultados que muestran o por poseer ciertas habilidades adecuadas para el puesto que desempeñó, pero no necesariamente significa que vaya a tener las habilidades para dirigir un área. Michael Useem autor del libro “Cómo guiar a su jefe para que ambos ganen” dice que si su jefe no tiene la capacidad técnica o de gestión, los resultados serán los mismos: Baja productividad en tanto que usted no tendrá una motivación para realizar el trabajo. Renunciar no es la única opción para hacerle frente a un jefe incompetente. Considere las siguientes tácticas antes de hacerlo:

Entienda la incmpetencia:

Analice friamente lo que está sucediendo. Dice Mckee Muchas personas tienen puntos ciegos cuando se trata de sus jefes. Es decir, no advierten que mucho de las malas relaciones parten de uno mismo. Por ello pregúntese asi mismo si no siente un poco de envidia por el puesto que ostenta su jefe o si tiene una natural resistencia a la autoridad. Su percepción de incompetencia puede estar siendo injusto por estas creencias.

Pida ayuda a otros

Trate de tener un confidente o alguien con quien pueda conversar sobre lo que está sintiendo y creyendo, no para conspirar contra su jefe sino; para comprobar su punto de vista. además siempre una opinión fresca puede dar más luces sobre la nuestra contaminada de nuestros sentimientos adversos.

Hágalo por usted, no por su jefe.

Cambie el cristal por donde mira. Piense que usted quiere hacer su trabajo para lograr sus propias metas y que necesita la ayuda de su jefe para alcanzarlas.

Cuide usted mismo

Trabajar bajo la dirección de un jefe incompetente, sin embargo puede dañar su salud a nivel psicológico. Establezca fronteras psicológicas para cuidar de su salud emocional. Mckee, añade que tenemos la tendencia de apuntar a un mal jefe y decir “Está arruinando mi vida”. Lógicamente es mejor concentrarse en los aspectos positivos de su trabajo que en los negativos, pero si la situación es insostenible no tiene porque tolerar malos tratos. Considere la posibilidad de cambiar de área o de trabajo.

Piense dos veces antes de delatar a alguien

En primer lugar considerar las consecuencias. Las jerarquías existen y su jefe en ese  momento tiene más poder que usted. Además puede que los demás jefes se sientan amenazados al ver que usted trata de acabar con sus pares y no estén dispuestos a colaborar. Sin embargo Mckee y Useem enfatizan que hay momentos en los que es mejor hablar. En situaciones extremas: si el jefe está involucrado en actos ilícitos.

Recuerde que:

Lo que es mejor hacer:

  • Tener empatía por su jefe y las presiones que deben estar sobre él.
  • Crear fronteras psicológicas por lo que la incompetencia de su jefe no dañe su salud psicológica.
  • Enfóquese en cómo hacer su trabajo y las formas para contribuir a la empresa.

Lo que es mejor no hacer:

  • Ir al jefe de su jefe al menos que esté bien enterado como funcionan la jerarquía en su trabajo.
  • Señalar todas las formas que su jefe es incompetente.

Fuente. http://hbr.org/

Leave a Reply

Required fields are marked *.