¿Hay mucha desconexión entre los equipos de trabajo de tu empresa?

Otro síntoma de los dolores de una organización en crecimiento es que las personas no son conscientes de lo que hacen los demás, es decir que las personas son cada vez más conscientes de la naturaleza exacta de su trabajo y cómo estos trabajos se relacionan con las de otros. Este problema crea una situación donde las personas y los departamentos hacen lo que quieren hacer y dicen que las tareas restantes de otros departamentos y áreas “no son nuestra responsabilidad“.

Esta realidad lleva a constantes peleas entre personas y departamentos y la organización puede convertirse en un grupo de facciones aisladas, que llevan al desgaste gradual de la cultura organizacional, con lo cual los objetivos de la organización se pierden y pocos sabrán del norte de la empresa.

Estos problemas suelen deberse a la falta de un organigrama y el papel preciso y definiciones de responsabilidad, así como la formación de equipos eficaces. Las relaciones entre las personas y entre departamentos, así como las responsabilidades individuales pueden ser poco claras.

El aislamiento de los departamentos entre sí puede dar lugar a la duplicación de esfuerzos o en tareas que quedan incompletas porque son “responsabilidad de otra persona”. Las discusiones constantes entre los departamentos también se pueden producir sobre el territorio y los recursos organizacionales, pues ambas áreas priorizarán sus necesidades para recursos, ocasionando otro dolor de cabeza para el departamento de finanzas.

¿Cómo solucionar el problema?

Un organigrama con una correcta definición de funciones debe ayudar a que cada área sepa cual es su labor en la empresa. También se deben definir los recursos destinados para cumplir las tareas. En caso el problema ya esté sucediendo, se debe reforzar la cultura organizacional pues es posible que ya esté un poco resquebrajada. Ello implica volver a valorar las funciones de cada departamento.

Leave a Reply

Required fields are marked *.