Inteligencia emocional: La más importante cualidad del éxito empresarial

Cada vez más se está hablando sobre la inteligencia emocional y es que al parecer es la característica más común en un empresario de éxito. En el siguiente artículo vamos a desmenuzar las principales ideas y conceptos acerca de este concepto que es tan vital en los negocios.

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

Para entender la importancia de esta característica, es vital profundizar primero en la definición de la inteligencia emocional. La inteligencia emocional (EQ) es un concepto familiarizado por Daniel Goleman, un psicólogo de renombre internacional, que la define como la habilidad para entender y manejar sus emociones a medida que ocurren en ellos mismos y en otros.

La inteligencia emocional es un conjunto de cuatro habilidades principales: la autoconciencia, la autogestión, la conciencia social y gestión de relaciones. Cada una de las competencias se enmarcan en dos competencias principales, competencia personal y social. La competencia personal se compone de habilidades de auto-conciencia y auto-control, que se centran en los aspectos internos de una persona, especialmente a sus propias emociones y tendencias conductuales. Por otro lado, la competencia social se compone de la conciencia social y habilidades de gestión de relaciones, que se centra en el comportamiento del individuo en relación con quienes les rodean.

¿Por qué es vital para los empresarios?

La inteligencia emocional permite a los empresarios la posibilidad de relacionarse con los demás, detectar las emociones y reaccionar en consecuencia. Además, también ofrece a los empresarios las siguientes capacidades:

Toma de decisiones:
Un componente importante de la inteligencia emocional. Se compone de la conciencia y dar prioridad, la capacidad de la capacidad para estar al tanto de las emociones con el fin de tomar decisiones imparciales. Durante el curso de creación y gestión de un negocio, los individuos serán constantemente bombardeados con opciones y decisiones, muchas de ellas requieren una respuesta rápida. Un alto grado de inteligencia emocional permitirá a los empresarios para mantener a raya las emociones en los momentos críticos.

Cuando las emociones y las tensiones son altas, puede ser difícil de manejar argumentos entre los miembros del equipo u otros. Sin embargo, los empresarios con la inteligencia emocional relativamente alta, a través de la capacidad de percibir las emociones, puede mediar en los conflictos y resolverlos rápidamente.

Redes:
La Gestión de las relaciones es otro componente de la inteligencia emocional, y determina la capacidad del empresario para utilizar las emociones de su propia conciencia y la otra para manejar las interacciones con éxito. Con esta habilidad, los individuos son más capaces de la red y conectarse con otros, la construcción de relaciones que pueden proporcionar varias ventajas en el futuro. Ya sea para la obtención de un mentor o encontrar socios para un negocio de futuro, la creación de redes es una habilidad vital para cualquier empresario.

Satisfacción del cliente:
Los empresarios con la inteligencia emocional son capaces de manejar las relaciones y recoger las emociones de los demás. Por lo tanto, estas cualidades que les hacen bien equipado para manejar los temas de la satisfacción del cliente. Estos individuos son capaces de hacer hincapié en los clientes e involucrarlos con las soluciones que necesitan. Para cualquier negocio que se basa en los clientes para su éxito, es vital que las personas comprendan la importancia de la satisfacción del cliente.

Fuente: Getter Go Jo

Leave a Reply

Required fields are marked *.