La confianza entre empleados y supervisores mejora la motivación

La interacción de un empleado con su supervisor inmediato es uno de los factores más significativos en la satisfacción del empleado con el trabajo. Se puede fomentar esta relación incentivando al empleado a traer ideas o mejoras. Incluso si piensas que la idea no va a funcionar, ya habrás dado la oportunidad a tu trabajador de ser escuchado, de forma que siente que puede dar sus puntos de vista para el progreso de la empresa.

– Otra forma recomendable de mejorar la relación entre el trabajador y sus supervisor es evitando cancelar las reuniones regulares. En caso suceda, es necesario pasar por el área de trabajo del empleado para disculparse, ofrecer la razón, y volver a programar inmediatamente. No informar la cancelación de una reunión de empleados envía un poderoso mensaje de falta de respeto.

– La interacción cotidiana construye la relación y significa mucho cuando los trabajadores están preocupados, ya sea por problemas personales o cuando hay  un futuro incierto acerca de la empresas.

– Recuerda que la comunicación no verbal comunica más que las palabras. Sus gestos pueden transmitir una respuesta honesta a los pensamientos de los empleados, y apaciguar sus inquietudes y sugerencias. Debes procurar prestar la atención adecuada cuando te comunicas con tu empleado; un encogimiento de hombros, la mirada a otro sitio o la atención parcial son insultantes y degradantes.

– La relación del supervisor para informar al personal es el factor individual más importante en la retención de empleados. Mantente al tanto de lo que su personal necesita y quiere.

La motivación del empleado es un interés común de los supervisores y gerentes que se encargan de supervisar el trabajo de otros empleados. Puedes aumentar tus esfuerzos para mejorar la motivación de los empleados revisando periódicamente el nivel de motivación dentro de tu negocio y preguntado a tus trabajadores.

Leave a Reply

Required fields are marked *.