La evolución de un producto y la integración del concepto de servicio

En muchas organizaciones, los servicios no fueron diseñados intencionalmente, sino que fueron, en cambio, “crecido y evolucionado” para vender un productoMuchos creen que lo único que hay que hacer para ganar es crear productos mejores y más innovadoresPero, ¿podemos realmente estar por delante, centrándose solo en los productos?.

Parece que muchos aspirantes a las organizaciones de servicios piensen en el servicio como un verbo, o una actividad que es consumido por los clientes. Piense en servicio a través de los departamentos o funciones, y tienda a centrarse en su propia actividad, en comparación con la solución de problemas de los clientes.

Hoy en día el concepto según Kottler tiene que ver la integración de la palabra servicio en la categoría de producto. Aunque siempre habrá quienes necesiten de esa distinción, lo cierto que cuando una empresa maneja un servicio puede pensar que es algo que se puede tomar de manera especial. Pero el diseño del servicio es casi como construir un producto con características estructurales importantes y muy semejante que cuando vemos algo tangible.

En ese sentido es vital que los emprendedores entiendan que lo que ofrecen no tiene que ser perfecto. Tiene que ser lo mejor que pueda. Pero nunca se deje inmovilizar por el concepto de perfección. como lo hemos indicado al inicio, la mayoría de productos (incluido el servicio) que hoy tenemos, no es otra cosa que el resultado de prueba y error haciendo cada vez mejor lo que ofrecemos. Es entonces que decimos que lo hemos evolucionado. Ahora puede estar presionado por la competencia especialmente cuando alguien entra con el estilo oriental de hacer tecnología.

La trampa de la perfección muy al margen de inmovilizarnos porque sencillamente no somos lo suficientemente buenos para lanzarnos, también os trae el hecho de quedarnos con nuestro épico triunfo mientras poco a poco otros nos van tomando ventaja sin que nos demos cuenta. Desarrollamos el producto perfecto y creemos que hemos ganado la guerra final. Y en los negocios nunca existe un final.

Fuente: http://business901.com/

Leave a Reply

Required fields are marked *.