La importancia de las habilidades interpersonales en el lugar de trabajo

Imagina a una persona que no sabe cómo ser solidario, que no sabe cuándo parar de molestar a un compañero y que no pueden trabajar eficazmente con otros hacia una meta común. La falta de habilidades interpersonales es el problema, y puede poner en peligro la integridad del lugar de trabajo y la eficacia de cualquier organización.

Habilidades

Casi todos empleadores solicitan habilidades interpersonales altas en sus anuncios de trabajo. Los empleadores prefieren candidatos que trabajan bien con los clientes, con el proceso de gestión y colegas. En una economía de servicios, el establecimiento de relaciones funcionales personales es cada vez más vital para el éxito de un negocio.

Empatía

La empatía es la capacidad de comprender las emociones de otros y sus puntos de vista, y es una habilidad interpersonal. La falta de empatía hace que los problemas se agraven y que cualquier mal desempeño en el trabajo se derive en pereza o incapacidad. Un trabajo debe apoyar a las personas a luchan contra la confianza (y lo que lo origina), pues esta ayudará a recuperar el equilibrio.

Cooperativismo

La cooperación es un elemento clave de la productividad. Por ejemplo, si las tareas se distribuyen de acuerdo a las capacidades de las personas, el resultado es un lugar de trabajo eficiente. Pero si las tareas están distribuidas al azar, o si la gente hace tareas donde tienen poca capacidad, la productividad se verá afectada.

Respeto

Una persona irrespetuosa solo puede dañar toda una organización. Por ejemplo, un jefe irrespetuoso aleja a los empleados y reduce la moral de trabajo. Un representante de servicio al cliente irrespetuoso daña el proceso de retención de clientes. Un colega irrespetuoso destruye la cohesión del equipo haciendo enojar a los demás. Cuando las personas respetan los límites de los demás y mantienen una actitud amistosa, este tipo de problemas se evitan. En los casos más graves de falta de respeto (como la discriminación o el acoso) es responsabilidad de la organización intervenir y acorralar comportamiento errante. Los empleadores deben hacer todo lo posible para eliminar a la gente irrespetuosa, ya que éstos podrían causar enormes problemas más tarde.

Leave a Reply

Required fields are marked *.