La publicidad engañosa o intrusiva en la telefonía celular

La publicidad es un medio eficaz para conseguir mayores ventas o clientes pero cuando es usada de manera errónea puede producir como resultado todo lo contrario, como decimos popularmente todo tiene un límite y en este artículo vamos a comentar Los molestos mensajes de texto y llamadas que recibimos a menudo de las operadoras telefónicas.

Es difícil determinar hasta qué punto los usuarios debemos soportar tanta publicidad que no hemos solicitado y que muchas veces en lugar de conseguir su objetivo terminan por conseguir ira y molestia además de mucho estrés.

Como usuario he encontrado muchas cosas que me molestan de la publicidad que recibo a diario de mi empresa telefónica pero son dos cosas las que me han producido mayor incomodidad al revisar a diario mi teléfono móvil:

Publicidad engañosa: Últimamente recibo a diario mensajes de texto en los cuales en los primeros párrafos se puede leer mensajes como por ejemplo: “felicidades ha sido elegido para recibir una recarga de un sol” pero la aparente alegría cambia cuando revisamos el mensaje totalmente ya que al final del mensaje se puede ver claramente que sólo se puede recibir dicho premio al suscribirse a algún tipo de pago semanal o mensual con un mensaje de texto.

Es irritante leer tantos mensajes ambiguos en los que da la sensación de que nos quieren engañar porque aparte del párrafo con doble mensaje algunos aparecen listos para ser confirmados mediante un botón Y si cometemos el error de presionarlo terminamos por contratar una promoción de la cual ni siquiera estamos interesados en conseguirla lo que termina sólo por conseguir más quejas en la empresa y un sin número de clientes molestos.

Publicidad intrusiva: La frecuencia con que llegan estos mensajes o llamadas también es sumamente molesta sobre todo si nos encontramos realizando alguna actividad en la cual necesitamos mucha atención, en este caso las llamadas son las que ocasionan mayor incomodidad porque podemos pensar que se trata de un familiar, asunto de trabajo o amical y cuando contestamos resulta ser un anuncio publicitario el cual terminamos por cortar si se trata de una grabación y contestar molestos si se trata de una llamada realizada por una persona que muchas veces suele ser una señorita.

Finalmente debemos mencionar que no estamos en contra de las empresas que tratan de aprovechar los recursos con que cuentan para obtener algún tipo de beneficio pero cuando sobrepasa los límites de la paciencia y utilizan los métodos equivocados para lograrlo terminan por conseguir quejas de los clientes y que  busquen otra empresa en lugar de conseguir el objetivo de todo anuncio publicitario que es conseguir mayores ganancias o clientes.

Leave a Reply

Required fields are marked *.