La trampa de la ambición puede paralizarlo severamente.

Asi como muchos líderes políticos en latinoamérica, muchas empresas inician con una noble interés de proporcionar su mejor talento al mercado, algunos fundadores pueden perder su brújula propia, la razón de ser de su negocio y perderse en lo que algunos llaman la trampa de la ambición.

¿Cuál es la trampa de la ambición?

Piense en la última vez que estaban empezando algo nuevo: el lanzamiento de una campaña, trabajando en un nuevo producto, un nuevo sitio web, lo que podría haber sido.

Probablemente comenzó a pensar en la mejor manera de hacerlo. Entonces, cuando en realidad se sienta para comenzar el trabajo, probablemente tenía otra idea (apuesto a que era uno buena, también).

De todos modos, de nuevo a trabajar por un tiempo … Entonces BAM, otra idea aparece. Y otra. Y otra.

Cada cosa que se le ocurre, puede sentenciar a la muerte a la idea inicial. Y de pronto lo que provenía de una noble razón se convierte en casi todo. Y todo es nada. En los negocios todo es nada. Al menos, eso es lo que normalmente juega en mi cabeza.

Estos planes espontáneos y las ideas no son malas por sí mismas (bastante bueno en realidad), pero se convierten en un problema cuando desde el momento de la visión usted no consigue ninguna idea madura y por ende ningún negocio. Y ya sea por ambición innata, el perfeccionismo, o algo completamente distinto, los propietarios de pequeñas empresas parecen ser muy susceptibles a esto.

Guarde los sueños, pero no se atascan en ellos

Sueños, visiones, planes y metas son todas las grandes cosas que tiene. También son prácticamente un requisito para cualquiera que quiera abrir un negocio. El truco es usar sus planes para el futuro cuando sean beneficiosas.

Una de las mejores maneras de hacer esto es guardar sus ideas en una carpeta especial o archivo por las cosas que no son prácticas y realistas en este mismo momento.

Soy un firme creyente de que todos podemos hacer muchas cosas pero puede precisamente esa variedad una trampa convertirse en una trampa, así que asegúrese de guardar incluso las ideas más grandiosas. Pero mientras tanto, asegúrese de dejar a un lado si no son inmediatamente realista.

Fuente: http://www.smallfuel.com

Leave a Reply

Required fields are marked *.