Lo que muestra el panorama económico europeo para el 2013

Los principales bancos centrales de Europa mantuvo las tasas de interés sin cambios el jueves, pero los economistas dijeron que el empeoramiento de perspectivas a corto plazo para la economía de la región podría llevar tanto a relajar la política monetaria aún más, el año que viene.

El Banco Central Europeo mantuvo su principal tipo de interés en el 0,75%, citando riesgos equilibrados a la inflación, mientras que el Banco de Inglaterra mantuvo los tipos en el 0,5%

La Comisión Europea recortó su pronóstico para el crecimiento de la eurozona en 2013 hasta el 0,1% desde el 1%.

Al término de la reunión del BC, el presidente del banco, Mario Draghi, dijo que la actividad económica general en la zona del euro seguirá siendo débil en el corto plazo, lo que indica una baja en las previsiones del propio banco el próximo mes.

El crecimiento en Alemania – la mayor economía de Europa – se reducirá a 0,8% en el 2012 del 3% el año pasado y mantener ese ritmo moderado de expansión el próximo año, según las previsiones de la comisión.

“Alemania ha sido hasta ahora en gran parte aislado de algunas de las dificultades en otras partes de la zona del euro. Pero los datos más recientes sugieren que estos cambios están empezando a afectar a la economía alemana”, dijo Draghi en un discurso el miércoles.

Más evidencia de una desaceleración alemán llegó con cifras que muestran que las exportaciones cayeron un 2,5% en septiembre, en comparación con agosto.

El BCE ha estabilizado los nervios de los inversores acerca de la crisis de la eurozona con su plan de comprar bonos de gobiernos altamente endeudados como Italia y España, siempre que se apliquen para un programa de rescate financiero formal.

España vendió bonos el jueves para completar su financiación para 2012, lo cual aliviaría la presión para un rescate.

El BCE se muestra reacio a tomar medidas adicionales hasta OMT ha dado la oportunidad de trabajar, pero Draghi dijo que el banco estaba dispuesto a actuar con “los instrumentos habituales y normales de política monetaria“, si es necesario.

Algunos economistas creen que el BCE y el Banco de Inglaterra significará más remedio al dar más estímulo monetario para la economía europea a principios del año que viene.

“Con la zona euro enfrentando un difícil cuarto trimestre tras la contracción del PIB en el tercer trimestre, y con la situación de la inflación subyacente en la zona euro buscando lejos de ser alarmante, creemos que el BCE tomará las tasas de interés de 0,75% a 0,50 %, más temprano que tarde”, dijo el economista Howard Archer,.

La economía británica salió de la recesión con un crecimiento más fuerte de lo esperado en el tercer trimestre, ayudado por factores tales como los Juegos Olímpicos de Londres, pero los datos recientes han pintado un panorama menos optimista y el entorno externo se está deteriorando.

“Todavía esperamos que el PIB real caiga y que esto conduzca al [Banco de Inglaterra] para entregar £ 50 mil millones de flexibilización cuantitativa en febrero”, dijo Philip Rush, economista de Nomura del Reino Unido.

James Knightley, economista de ING, señaló la debilidad de los datos europeos y las preocupaciones sobre la capacidad del gobierno de EE.UU. para evitar conducir la mayor economía del mundo a lo largo de un acantilado fiscal de subidas de impuestos y recortes de gastos al cierre del ejercicio.

“Cuanto más tiempo se tarda en llegar a un acuerdo sobre la prevención de una ola de recesión que induce la austeridad, la más dañina será para el apetito de riesgo la confianza y el crecimiento tanto en los EE.UU. y en el mundo”, dijo. “Por eso no creemos que el Banco de Inglaterra haya terminado con sus esfuerzos de estímulo”, dijo.

Fuente: http://money.cnn.com/news/

Leave a Reply

Required fields are marked *.