Los 10 dolores de crecimiento más comunes en una organización

Cuando una organización no ha sido plenamente exitosa en el desarrollo de los sistemas internos que necesita en una etapa determinada de crecimiento, empieza a experimentar los llamados “dolores de crecimiento”. Los dolores del crecimiento son síntomas de que una organización necesita una transición hacia un nuevo sistema. A continuación analizamos en detalle los más comunes síntomas de los dolores de crecimiento en una organización. Si tu empresa afronta varios de estos “dolores”, tal vez sea momento de pensar en un cambio organizacional:

1.  La gente siente que “no hay suficientes horas en el día”. Cuando sucede tal situación, se puede deber a que algunas personas realizan más funciones debido a una mala distribución de roles

2.  La gente pasa demasiado tiempo “apagando incendios”. O resolviendo problemas pequeños pero que quitan bastantes horas al proceso de trabajo.

3.  La gente no es consciente de lo que otros están haciendo. Ello implica un problema en la cultura organizacional. La cohesión en tal caso ha dejado de funcionar y se pierde la noción de equipo.

4.  Las personas carecen de entendimiento acerca de donde la empresa se dirige. Este es otro problema de cultura. Sucede cuando una empresa lleva ya un tiempo en el mercado y los trabajadores no tienen bien claro los objetivos de la empresa.

5.  Hay muy pocos buenos gerentes. Una empresa en crecimiento afronta la expansión de funciones y de personal. El problema es cuando este crecimiento ocurre de forma rápida y en consecuencia no se selecciona el mejor personal.

6.  La gente siente la idea de “tengo que hacerlo yo mismo si quiero lograr que se haga correctamente”. En otras palabras no hay la confianza necesaria en las habilidades de otros miembros del equipo de trabajo.

7.  La mayoría de la gente siente que las reuniones son una pérdida de tiempo. Esto se debe a que hay un desánimo y poca creencia en la utilidad de las reuniones e interacciones. Se produce por la falta de motivación y confusión de objetivos.

8.  Cuando los planes se hacen, hay muy poco seguimiento, así que las cosas simplemente no se hacen.

9.  Algunas personas se sienten inseguras sobre su lugar en la empresa. Muchas veces surge la tensión en los trabajadores, debido a que una empresa en crecimiento puede solicitar personal mejor calificado.

10.  La empresa sigue creciendo en ventas, pero no en los beneficios. Este error implica que la empresa no es eficiente en la distribución de la riqueza generada por sus trabajadores. Esto solo trae abajo todo el mensaje de la cultura organizacional, acrecentando la desconfianza en la empresa y en todos sus miembros.

Leave a Reply

Required fields are marked *.