Los detalles que no debes obviar en una entrevista de trabajo

Las personas que van a una entrevista de trabajo suelen ir con discursos preparados para las eventuales preguntas que le hará el entrevistador. Por lo general son respuestas comunes para preguntas comunes, como ahondar un poco más en la información del currículo vitae y sobre sus habilidades. Estas preguntas sondean para obtener aún más información, sin embargo, hay algunas respuestas de valoración que no se pueden preparar previamente, sino que se responden de manera espontánea pues revelan el real dominio del postulante.

En esa charla espontánea surgen algunos detalles e información específica que el entrevistador valorará. Los detalles dan una idea de las habilidades del candidato, su experiencia, su ajuste dentro de su potencial cultura de trabajo, y una mirada a lo que él considera importante (todas las áreas críticas para que usted pueda evaluar en la entrevista de trabajo).

Su seguimiento sobre estos detalles son fundamentales en la evaluación del candidato. ¿Qué detalles?. Por ejemplo, en un empleo de diseño, es usual que los entrevistadores te pregunten sobre algún trabajo en particular y te preguntarán que programa utilizaste y porque no otro, cuál es el enfoque que le diste ¿tal vez no hubiera funcionado mejor con este otro enfoque?. Y así continuará el entrevistador, desmenuzando más y más la información, todo con el fin de darse una idea completa sobre el conocimiento del candidato.

Si el candidato no puede responder algunas de esas cuestiones, explicando además el por qué, cómo, cuándo, qué, dónde y por quién, lo más probable es que haya embellecido sus credenciales y logros; y no tienen idea sobre las habilidades que dice poseer. Por tanto recuerda que muchas veces el mejor discurso de preparación se da con la experiencia propia del postulante.

Leave a Reply

Required fields are marked *.