Los diseñadores brillantes viven por estas 3 reglas.

La clave del diseño inteligente y la innovación, es vivir estas tres reglas.

1. No tenga miedo de reemplazarse.

“Tiene que estar dispuesto a arriesgar su propio negocio para hacer lo que viene”, dice Rogers. “Constantemente estamos preguntando: ¿Cómo podemos innovar?” La solución es permanecer tres pasos por delante de la competencia, y estar abierto a los riesgos en el nombre de un producto mejor. 

Rogers citó el iPod como un buen ejemplo de auto-reemplazo de la innovación, cada nueva generación del dispositivo ha sustituido efectivamente su modelo anterior superando a competidores como Sony y MP3 Zune.

2. Sea su peor crítico.

“No pedimos que los consumidores digan lo que ellos piensan de nuestro producto, hay que encontrarla nosotros mismos”, dijo Rogers, quien agregó que la preocupación estaba en su ADN. Según el diseñador, es su trabajo anticiparse a los fallos de cualquier nueva creación, y trabajar para eliminarlos en las generaciones posteriores. Hay poco espacio para un solo hit en la tecnología, advirtió. “Siga adelante, manténgase en movimiento. No puede dormirse en sus laureles”, dijo. 

3. El marketing lo es todo.

“Contar la historia del producto debería ser la cosa más importante”, dijo Rogers, quien añadió la importancia de una marca coherente y recorrer un largo camino hacia el logro de comercialización del producto.

La estética de su producto físico debe reflejarse en todos los aspectos de su diseño, asesorado. Desde el embalaje a su sitio web para una aplicación móvil, debe “sentirse como una familia”, dijo.

Por último, Rogers llegó a la conclusión, de que el producto debe ser capaz de hablar por sí mismo. Mostrar a los consumidores el “por qué” y el “cómo” y dejar que ellos decidan por sí mismos. Él cree que cualquier producto que ofrece un atractivo y con una bien diseñada solución a una necesidad del consumidor prácticamente debería venderse.

Fuente: inc.com

Leave a Reply

Required fields are marked *.