Nuestras aficiones también pueden ser negocios

¿Tiene usted un hobby o algo que realmente le gusta hacer en tu tiempo libre? ¿Le gusta la jardinería, el cuidado de los animales, bailar, ir de excursión, tocar un instrumento? ¿Se ha preguntado lo que sería como si pudiera dedicar más tiempo a su afición y menos tiempo en el trabajo?. Tal vez usted puede hacer ambas cosas al mismo tiempo, y sacar un provecho económico.

Al elegir una carrera, se deben tener en cuenta nuestros intereses. ¿Por qué entonces mucha gente no piensa en sus aficiones, cuando un hobby es, de hecho, un interés?. Tal vez sea porque incluso para el diccionario el hobby es definido como “distracción predilecta, fuera de la ocupación regular”. Tal vez podría romper esa regla, después de todo, nadie ha dicho que su afición tenga que estar separado de su ocupación laboral. Además las personas suelen ser muy hábiles en sus aficiones. La combinación de interés y la habilidad son razones de mucho peso para elegir una carrera en particular.

El gran problema de las personas para convertir su afición en una ocupación laboral es que no encuentran ofertas de trabajo para su hobby. Bueno, pues no se debe esperar que los grandes firmas empiecen a buscar un instructor de baile, un experto en alfarería o bricolaje; sino que debe idear la forma de ofrecer sus servicios con un plan de negocio sustentable. Las personas con aficiones que implican la creación de las cosas, es decir, la joyería, la ropa o la cerámica, puede hacerlo bien para vender los artículos por su cuenta, en pequeñas tiendas de autor o por internet.

Tampoco es necesario abrir un negocio relacionado con nuestras aficiones, entre otras cosas, porque no todos estamos llamados para ser emprendedores. Pero eso no significa que no podamos ganarnos la vida con nuestro pasatiempo. Por ejemplo, podemos perfeccionar con entrenamiento formal esta capacidad, para volverla casi profesional. Así se podría ser un consultor en joyería (si le gustan las joyas), administrar una tienda de discos (si le gusta la música) o también impartir clases en sus tiempos libres. Hay varias formas de buscar que nuestra afición nos brinde nuevos ingresos, y a la vez podamos disfrutar del trabajo que realizamos.

Leave a Reply

Required fields are marked *.