Pequeñas ideas de negocio: ser un planificador de fiestas

Convertirse en un planificador de fiestas es un tendencia que va tomando fuerza en diferentes mercados, sobre todo por la necesidad de las personas de vivir una experiencia distinta en una fiesta. Este servicio puede ser solicitado por diferentes clientes, desde empresas hasta personas particulares.

Meterse de lleno a este negocio requiere mayores capacidades que saber divertirse (la cual también es importante) e incluyen: la diplomacia, el arte de vender, la multitarea, y sobre todo, el deseo de ayudar a que los demás se diviertan.  Las tareas pueden incluir el alquiler de una sala, enviar las invitaciones grabadas, pensar un tema para la fiesta, reservar los equipos de entretenimiento, hasta decidir sobre la comida y la contratación de camareros.

Una vez que los organizadores de fiestas establecerse en su propio negocio, su potencial de ingresos puede crecer exponencialmente. Hay casos de muchos organizadores de fiestas exitosos que no tienen entrenamiento formal. La posibilidad de saber promocionarse es tan importante como la prestación de los servicios. Si la fiesta es una aventura que el cliente recordará por mucho tiempo, no dudará en recomendar o volver llamar al organizador.

Ventajas de un negocio de planificador de fiestas

– Mientras haces negocios con diferentes personas y empresas también pasas un buen rato.

– Una gran variedad de trabajo.

– Hay posibles nuevos clientes en cada evento.

Desventajas de un negocio de planificador de fiestas

–  Largas horas de trabajo.

– La dependencia de los subcontratistas, como alquiler de equipos de sonido o adornos.

–  La presión para verse lo mejor posible cada vez que haces negocios

– Cliente siempre es lo primero

Lo que necesitas para empezar un negocio de planificador de fiestas

– Un presupuesto de arranque.

– Las tarjetas de visita y el sitio web para promocionar sus servicios

– Buenas habilidades de networking para encontrar subcontratistas confiables, como floristas y empresas de catering.

– Expectativas y precio razonables dentro de tus propias capacidades

– Innatas habilidades de organización.

Leave a Reply

Required fields are marked *.