¿Qué impulsa a una ventaja competitiva?

Una ventaja competitiva es una ventaja que una empresa tiene sobre sus competidores.  Las empresas utilizan su ventaja competitiva para vender más que sus competidores y aumentar la cuota de mercado. Los dos principales motores de la ventaja competitiva son las ventajas de costes, que permite a una empresa cobrar precios más bajos que sus competidores, y la diferenciación, lo que le permite ofrecer características y beneficios que los competidores no pueden igualar.  Para lograr y mantener una ventaja competitiva, una compañía debe tener como objetivo hacer mejor uso de sus recursos, que incluye material, personal, conocimientos, reputación, capacidades como la innovación, la velocidad, la eficiencia y la calidad.

Costo

Las empresas que utilizan los costos para impulsar la ventaja competitiva, proporcionan las mismas cualidades que los competidores, pero son capaces de producir bienes o prestar servicios a menor costo. La ventaja de costos puede ser resultado de varios factores, incluyendo los costos laborales más bajos, mayores niveles de productividad, el acceso a materiales de menor costo en bruto, o las economías de escala mediante la producción de alto volumen.

Diferenciación

Las empresas logran la diferenciación a través de factores que los competidores no pueden igualar, como un rendimiento superior, mayor calidad, menores costos de mantenimiento u otros beneficios que son importantes para los clientes. Al ofrecer a los clientes beneficios superiores, las empresas pueden ofrecer un mayor valor en el mismo precio que sus competidores. También pueden diferenciarse a través de beneficios intangibles como la reputación o la imagen de marca. Estos factores dan a los clientes la confianza para comprar sus productos o servicios.

Recursos

Los recursos de una empresa son una ventaja competitiva. Una fuerza de trabajo altamente cualificada o un equipo de diseño de producto dirigido por un reconocido líder de la industria son recursos que los competidores difícilmente igualarán. La información también es vital para la ventaja competitiva. Las empresas utilizan sistemas de inteligencia de negocios para seguir a la competencia y tomar mejores decisiones.

Capacidades

Las empresas pueden utilizar sus recursos para desarrollar las capacidades que proporcionan una ventaja competitiva. El desarrollo de una cadena de suministro eficiente, por ejemplo, da a la empresa la capacidad de responder rápidamente a las oportunidades cambiantes del mercado y sacar nuevos productos al mercado antes que los competidores puedan reaccionar. La posibilidad de reducir el tiempo de salida al mercado es una importante ventaja competitiva, de acuerdo con la Harvard Business Review.

Barreras

Cuando una empresa es capaz de crear barreras a la entrada, se desarrolla una poderosa ventaja competitiva. El registro de patentes de producto, por ejemplo, puede evitar el ingreso en el mercado de competidores directos o de productos similares. Cuando las materias primas u otros componentes importantes son escasos, las empresas aseguran el suministro para proteger su negocio y reducir la capacidad de acceso de los competidores a los suministros esenciales.

Leave a Reply

Required fields are marked *.