¿Salió de una deuda? ¿Qué hábitos debe cambiar?

Salir de una deuda no es un proceso rápido ni fácil, pero es factible. Este se inicia con el cambio de la forma de pensamiento y los hábitos relacionados. Ello debe llevar a un ordenamiento económico y la posterior tranquilidad en la vida diaria. Ahora, si se acaba de salir de una deuda, es necesario desterrar aquellos hábitos que nos llevaron a contraerla. Pues veamos algunos consejos, para desterrar esas incómodas costumbres que conducen a la deuda:

1. Dejar de endeudarse nuevamente:

Uno de los más difíciles hábitos de cambiar es el endeudarse de nuevo, sobretodo si se cuenta con tarjetas de crédito a la mano. Si has estado utilizando el crédito por un tiempo, sin duda te has acostumbrado a retrasar pagos y comprar cosas que no puedes cubrir. Pero, más que cobrar, más tiempo le llevará a pagar su deuda por completo. Si quieres ser libre de deudas, debes dejar de tomar nuevas deudas.

2. Evitar el vivir sin un presupuesto:

Un presupuesto no es más que un plan para gastar su dinero. Muchas deudas se generan porque no sabemos cuales son nuestras reales posibilidades económicas. Por esa razón y descuido, muchas personas gastan mas allá de sus posibilidades, tirando su dinero al viento. Puede ser también que maneje bien su dinero sin un presupuesto, pero probablemente no sería mejor con uno. Cuanto más exista un presupuesto, mejor se sentirá su billetera.

3. Dejar de vivir por encima de los medios económicos

Muchas personas terminan en la deuda debido a que gastan más dinero de lo que realmente gana. En el papel suena imposible, pero con las tarjetas de crédito y préstamos, es demasiado fácil superar los ingresos de cada mes. Si ya no quieres endeudarte, debes tener un gasto por debajo de los ingresos. Eso puede significar cortar algunos lujos por un tiempo, pero te sorprenderás de lo rápido te ajustas a este estilo de vida.

4. Dejar de disfrazar las necesidades

Es fácil convencerse de la “necesidad” de comprar un televisor nuevo o de un viaje de vacaciones al extranjero. La verdad es que no hay muchas necesidades en la vida. Usted necesita comida, refugio, ropa, transporte, y algunas cosas por el estilo. Desear mas posesiones y un mejor estilo de vida no es malo, pero ello debe ir acorde a sus posibilidades de gasto. Consiga un mejor trabajo, gane más dinero y podrá costearlos. La deuda no es el camino adecuado, pues solo construye una vida falsa.

Leave a Reply

Required fields are marked *.