Tips para la retención del talento empresarial

La retención de buenos trabajadores es un aspecto importante para toda organización de negocios, pues garantiza un adecuado clima laboral que ayudará en corto o mediano plazo a lograr un óptima productividad en el negocio y por consiguiente, la rentabilidad del mismo. Reconocerlo no es complicado, pues los buenos empleados comparten características generales, como su proactividad por aprender, desarrollar llevan un buen clima de trabajo con sus compañeros, además que tienen un conocimiento arraigado de la organización y sus funciones.

Como vemos, el reto no es identificarlos, sino retenerlos en la compañía. Muchos gerentes cometen errores que alientan a sus empleados claves dejar la empresa. No se debe descuidar los siguientes aspectos si desea retener a los buenos empelados:

– La calidad de la supervisión que recibe un empleado es un punto crítico que pesa a la hora de quedarse en la empresa. No es suficiente que el supervisor sea muy querido o una persona agradable, tiene que ser una persona capaz que inspire al empleado.

Muchas quejas de empleados que renuncian por sus supervisores se centran en la falta de claridad sobre las expectativas de trabajo, sobre el potencial de ingresos, la no celebración de las reuniones programadas y la falta de retroalimentación sobre el desempeño de las funciones.

– Otro aspecto valorado por los empleados es el clima de confianza para opinar libremente sus ideas y críticas respecto a  errores en métodos y funciones de la empresa. Esto hace que los empleados se comprometan con la mejora continua. En cambio si se sienten amordazados seguramente ya están buscando otro trabajo.

–  La utilización de talentos y habilidades es otro de los factores claves que condiciona a un empleado clave a buscar un nuevo lugar de trabajo. Un empleado motivado desea contribuir al trabajo desarrollando sus capacidades en el área para la cual fue contratado.

– No importa las circunstancias, no se debe amenazar a un empleado sobre los ingresos que recibe. Esto los pone nerviosos, no importa cómo se formula la información o como se explica, esto genera desconfianza y malestar.

– Los miembros del personal quieren sentirse recompensado, reconocido y apreciado. Esto va desde recompensas monetarias, bonos, regalos y algo más apreciado aún, el agradecimiento.

Leave a Reply

Required fields are marked *.