Tips para sellar un trato de ventas en siete segundos

¿Se puede cerrar una venta en tan sólo siete segundos? Puede hacerlo más rápido si se utiliza una técnica de ventas para hacer una gran primera impresión. Siete segundos es la duración media de tiempo que tiene para hacer una primera impresión. Si la primera impresión no es buena usted, será más difícil hacer el trato con ese cliente potencial.

Ya sea que su reunión inicial es cara a cara, por teléfono o a través de Internet, siempre es ideal preocuparse por causar esa gran primera impresión:

1. Aprenda la técnica no verbal de ventas: Cuando te encuentras con alguien cara a cara, el 93% de esta primera impresión se basa en apariencia y su lenguaje corporal. Sólo el 7% está influenciado por las palabras que tú hablas. Una buena técnica de ventas es para recordar a la gente lo juzgue un libro por su cubierta. Cuando su encuentro inicial es por teléfono, el 70% de la forma en que se perciben se basa en su tono de voz y un 30% en tus palabras. No es lo que usted dice sino la forma en que lo dice.

2. Elija sus primeros 12 Palabras: Aunque la investigación refleja que las palabras forman un mero 7%, no dejes esta cantidad a la casualidad. Exprese alguna forma de agradecimiento cuando se reúna con el cliente. Tal vez, es “Gracias por tomarse el tiempo para verme hoy” o “Gracias por acompañarme para el almuerzo”. Los clientes aprecian cuando usted los aprecia.

3. Utilice su nombre de inmediato: Otra técnica olvidada ventas es recordar que no hay sonido más dulce que la de nuestro propio nombre. Cuando se utiliza el nombre del cliente en una conversación dentro de su primera palabra, se le está enviando el mensaje que valoramos a este cliente y nuestros esfuerzos se centran en él. Nada llama la atención de otras personas como cuando escuchan su nombre.

4. Preste atención a su cabello: La postergación de ese trabajo tan necesario como el corte de pelo puede costar el negocio. No dejes que un mal día de preparación te cueste una buena jornada de ventas. La gente te va a mirar desde la cara hasta los pies. Si sus zapatos no están bien cuidados, el cliente prestará atención a otros detalles. Los zapatos también deben ser pulidos como una técnica de ventas. Pueden ser la última cosa que debe ponerse antes de salir por la puerta, pero a menudo son la primera cosa que sus clientes revisan.

5. Caminar rápido: Un rápido andar puede ser percibido como signo de energía, una característica ideal en una persona con quien se quieren hacer negocios. Coge el ritmo y caminar con propósito si quieres impresionar.

Leave a Reply

Required fields are marked *.