¿Un despido imprevisto? Momento de priorizar tus gastos y ahorros

La pérdida del empleo es un golpe para las finanzas de cualquier persona, más aún si este es intempestivo o si no existió la gestión adecuada del dinero ganado. El ahorro y la administración eficiente pueden ayudar a sobrellevar el golpe por un tiempo, pero para lograrlo es necesario la planificación personal.

Los expertos sugieren que el primer paso ante un despido es poner énfasis en la indemnización, el cual varía al tratarse de un despido injustificado o de una renuncia voluntaria, además de otros factores como la antigüedad dentro de la empresa. También es recomendable no firmar ningún documento de conformidad antes de recibir la indemnización debida. Recuerda que el empleador está obligado a realizar sus acciones al tanto de la ley.

Plan tu nuevo presupuesto

Ya finalizado los trámites de tu indemnización, será momento de  la organización de un presupuesto de contingencias para esta nueva realidad, que es el quedarse desempleado.

Los expertos recomiendan que siempre es bueno tener un ahorro de emergencia que cubran los gastos fijos de los seis meses en adelante (vivienda, alimentación, transporte y pago de deudas).

Pero si hablamos de un despido intempestivo, es posible que este plan ni siquiera estuviera en tus planes. En tal caso, puedes tomar los siguientes consejos para evitar que el despido siga causando mayores problemas financieros.

1. Priorizar el pago de las deudas con garantía (en caso no se tenga un fondo de ahorros de emergencia). Ello incluye a los créditos hipotecarios o de bienes de valor, como un automóvil. Considera que de no honrar estos pagos, podrías quedarte sin casa.

2. Destinar tu presupuesto de cancelación de deuda a aquellos saldos que se puedan finalizar en el plazo más corto.

3. Si tienes deudas por pagar, evita tomarte las semanas de descanso previas a la búsqueda del nuevo empleo.

4. Asiste a una  reparadora de crédito para poder reestructurar tu deuda, pues en algún momento es posible que ya no puedas pagarla, además será difícil que puedas ponerte al corriente fácilmente a pesar de conseguir un nuevo empleo.

Leave a Reply

Required fields are marked *.