La terapia de masajes tiene como objetivo aliviar el estrés y el dolor después de una enfermedad o lesión. La actividad ha crecido con el tiempo, debido al estrés creciente en las sociedades modernas. Debido a ello es una actividad de negocio que puede crecer con el tiempo.

El profesional encargado es el terapeuta de masajes, y puede trabajar en una clínica especializada o por cuenta propia. En caso de ser un negocio independiente, los costos son bajos, pues a lo mínimo se requiere una mesa de masaje portátil. Sin embargo la competencia está creciendo y la naturaleza de este tipo de trabajo puede ser extenuante.

Ventajas de un negocio de terapia de masajes

– Brinda una satisfacción al aliviar las molestias de los demás.

– El boca a boca puede construir rápidamente una base de clientes. Se puede empezar ofreciendo masajes con un descuento a familiares, amigos y conocidos.

– Las clases para aprender este oficio son fáciles de encontrar y no demandan mucho tiempo.

Desventajas de un negocio de terapia de masajes

– Hay riesgo de lesiones repetitivas las manos, debido a la actividad diaria.

– Los clientes pueden tener una mala higiene o malinterpretar una sesión de terapia de mensaje.

– Tienes atender bien a todos los clientes, incluso si estos no brindan la confianza necesaria.

Lo que necesitas para comenzar un un negocio de terapia de masajes

– Un plan de negocios.

– Las licencias y seguros necesarios del área.

– Las buenas habilidades para establecer redes de trabajo, sobre todo en ferias de salud, gimnasios locales y hospitales

– Un kit básico de publicidad: tarjetas de visita, de publicidad en línea y de bajo costo, un sitio web y folletos para entregar a los clientes potenciales.

– La paciencia y el entusiasmo

– La buena higiene y comportamiento profesional

– Una mesa de masaje portátil, lociones y aceites, almohadas, sábanas de papel

– Las credenciales adecuadas. Consulta con las autoridades locales, estatales y nacionales.